Archive for octubre, 2006

Benjamín Vicuña fue galardonado en el Festival de Cine de Trieste

RADIO COOPERATIVA

28/10/2006

Benjamín Vicuña fue galardonado en el Festival de Cine de Trieste

El actor chileno compartió con Gastón Pauls el premio en la categoría Mejor Actor del certamen de cine latinoamericano, por su rol en el filme “Fuga”.

El actor chileno Benjamín Vicuña y su colega argentino Gastón Pauls compartieron el premio a la Mejor Actuación de la XXI edición del Festival de Cine Latinoamericano, que cada año organiza la ciudad italiana de Trieste.

 Ambos fueron galardonados por su trabajo en el filme nacional “Fuga”, de Pablo Larraín, donde Vicuña encarna a “Eliseo Montalbán”, un director de orquesta que pierde la razón tras componer una sinfonía que acarrea la muerte de personas cercanas.

 En la misma cinta, Pauls interpreta a un hombre que se obsesiona con la “obra maldita” del músico y que intenta por todos los medios reconstruir la composición, luego que su autor la hiciera desaparecer.

 El jurado formado por los realizadores Jorge Fons (mexicano), Toni Ventura (brasileño) y David Blaustein (argentino), además del pintor italiano Franco Batacchi y la italiana Claudia Bedogni, de la distribuidora Instituto Luce. destacó la “intensidad en la recitación” de ambos actores.

 En lo general, la película mexicana “Mezcal”, del director Ignacio Ortiz, fue la gran triunfadora del certamen, al llevarse los premios a la Mejor Película y la Mejor Dirección.

 La cinta argentina “Chile 672”, de Pablo Bardauil y Franco Verdoia, logró el premio al Mejor Guión; el venezolano Román Chalbaud se llevó el galardón especial del jurado con “El caracazo”, mientras que el filme brasileño “Person”, de Marina Person, obtuvo una mención especial.

 “Chile 672” es un mosaico de personajes con diferentes problemáticas en el claustrofóbico escenario de una comunidad de vecinos de un edifico del barrio de San Telmo en Buenos Aires, y que muestra “la gran fantasía al elegir los personajes y sus historias”, según el jurado.

 “Mezcal”, que ya había sido galardonada en el Festival de Biarritz con una mención especial, cuenta la historia de varias personas que en un día de tormenta acaban resguardándose en la cantina de un pueblo llamado Parián, y alivian sus tristezas con el licor mezcal y conversación.

 Los miembros del jurado no olvidaron el cine social latinoamericano y dieron su premio especial a “El caracazo” de Clabaud, un docudrama que ya fue presentado en el Festival de San Sebastián y que relata el levantamiento popular acaecido en Venezuela en 1989.

 Como Mejor Obra Prima, el jurado premió al boliviano Martín Boulocq por “Lo más bonito y mis mejores años”, una película “poética y melancólica” que describe con “una sencilla expresividad” una generación sin prospectivas y a la búsqueda de un futuro mejor.

 Con la entrega de premios terminó la edición número XXI del Festival de Trieste, en la que se proyectaron 200 películas, entre largos, cortos, documentales, ficción, retrospectivas y videos con el objetivo, según sus organizadores, de “mostrar Latinoamérica tal y como es”. (EFE/Cooperativa.cl)

octubre 28, 2006 at 11:42 pm Deja un comentario

“Cocinando con Elvis” Entre la imitación y la comida

123.cl
ZONA URBANA

“Cocinando con Elvis”
Entre la imitación y la comida

 

“Love me Tender” y “Suspicius Minds” son algunos de los temas de Elvis Presley que se transforman en el pegajoso tracklist de esta pieza teatral en donde del rey del rock and roll no sólo aparece en los créditos musicales. Daniel Muñoz, Heidrum Brier, Benjamín Vicuña y Mariana Muñoz dan forma al reparto de este montaje que acaba de iniciar su temporada en una de las salas del Centro Mori.

Daniel Muñoz se sube a un escenario repleto de luces y entona con su propia voz uno de los temas más conocidos de Elvis Presley. Con esa sola intervención el destacado actor chileno formula una suerte de declaración de principios de la obra que lo trae de regreso a los escenarios locales. Se trata de “Cocinando con Elvis”, una afiebrada metáfora de las miserias  humanas, que se apropia de los guiños del rey del rock and roll con la excusa de llevar a escena la historia de un imitador de Elvis y su compleja familia.

“Está la historia de una familia disfuncional, la particularidad de ellos es que uno de sus miembros es un imitador de Elvis Presley. Elvis es el ícono del sueño americano, pero dentro de esta familia no hay ningún sueño. En la obra todos sus personajes están tratando de sublimar la falta de cariño y amor, la hija de este matrimonio trata de entregar amor en la medida en que cocina, la madre se mete en el alcohol y se busca amantes”. Con esas palabras el director Andrés Céspedes analiza los alcances de este nuevo montaje que fue estrenado hace pocos días en la cartelera local.

“Cocinando con Elvis” cuenta una historia real que se convirtió en una acertada tragicomedia a través de la pluma del dramaturgo Lee Hall, el mismo que escribió el guión del filme Billy Elliot. En nuestro país esta atractiva puesta en escena cuenta con las actuaciones de Daniel Muñoz, Heidrum Brier, Benjamín Vicuña y Mariana Muñoz.

La figura de Elvis Presley se transforma entonces en la excusa ideal para que el profundo conflicto de una familia se deje ver en un escenario de teatro. “Mi personaje –comenta Daniel Muñoz, quien tiene a su cargo el papel de Elvis-  es un contrapunto, es una suerte de telonero, que en el fondo y a la distancia va comentando un poco lo que está pasando, es un poco el reflejo de la madre, de la hija, el punto de unión de ellas dos. Es un catalizador, tiene una presencia que provoca sin movimiento. Es en el fondo una proyección del propio dramaturgo, quien lo retrató como un ícono de la sociedad estadounidense, de una cultura revenida, como un ícono de la soledad”.

Daniel Muñoz tiene  razón cuando menciona que el personaje al que le tocó interpretar deambula por los distintos cuadros de la puesta en escena dejando en claro la tensa realidad de un matrimonio en crisis y su joven hija. “Cocinando con Elvis” cuenta la historia de un ex imitador del rey del rock and roll, un tipo que después de un accidente automovilístico queda paralítico y debe presenciar inmóvil y en silencio como su mujer le pasa la cuenta por los años de maltrato y como su hija se refugia en la comida para ocultar sus propios temores.

“Hay una tragedia que se desencadena con este padre paralítico y cada uno de los miembros de esta familia está tratando de paliar su soledad. Se están cocinando todos en este escenario, de alguna manera esta es una parrilla en donde virtualmente los actores se cocinan. Todos son carne en el escenario”, comenta el director Andrés Céspedes (que hace muy poco protagonizó a Otelo en la versión que el Teatro de la Universidad Católica propuso de este clásico), quien tuvo la idea de montar la pieza teatral de Lee Hall como si fuera un gran espectáculo, en donde se dan cita los cuadros musicales y las luces, todo muy parecido a los shows que Elvis llevó a cabo durante su carrera.

La idea del espectáculo cruza transversalmente esta puesta en escena. Aunque el padre esté paralítico y la acción se desarrolla con su presencia casi fantasmal, éste cobra vida cada vez que en escena se aparece Elvis. Entonces Daniel Muñoz no sólo encarna a este actual lisiado que antes tuvo su momento de gloria como imitador del Rey del Rock, sino que también resucita de un modo bastante particular a la figura del mismísimo Elvis.

La opción de montar esta obra como una especial tragicomedia hace posible ver a Daniel Muñoz entonando con su propia voz varios de los temas que Elvis hizo conocido. ¿Cómo logró este destacado actor nacional dar con el punto exacto para la interpretación de uno de los íconos más significativos de la cultura pop? La respuesta la entrega el mismo Daniel Muñoz: “Lo trabajé como cualquier personaje. Viendo videos, conversando con imitadores, más que nada harto trabajo, lo que me hizo encontrar su timbre de voz, su forma de moverse. Para eso también me fue muy útil conocer o rastrear su vida, Elvis era un ser complejo que reflejaba su forma de ser en sus movimientos arriba del escenario, que dejaba en claro su soledad. Es un largo trabajo de observación, porque es un ícono. Me quedé con la visión de ese ser humano que fue reventado por sus propios éxitos. Elvis es un personaje dramático, pero para esta obra es un personaje tragicómico”.

El condimento de esta especial puesta en escena lo pone el resto del elenco. Heidrum Brier (esposa de Muñoz) debe encarnar a la esposa de este imitador en desgracia, una mujer que se refugia en el alcoholismo para cobrarle antiguas deudas a su pareja y para paliar su propia soledad. La actriz Mariana Muñoz es Jill, la adolescente hija de esta bizarra pareja, una chica que se refugia en la comida, como queriendo complacer a sus padres, tratando de sacar a su madre del hastío.

Completa el menú Benjamín Vicuña, una suerte de bomba expansiva de sensaciones, que cae en esta peculiar familia para extrapolarlo todo. Él es el nuevo amante de la madre, el primero que llega hasta la casa del matrimonio tensando aún más la situación. “Este es un personaje simple –analiza Benjamín Vicuña-  inocente, que finalmente alega por su inocencia porque  cree que es víctima de esta historia”.

Pero más allá de la imitación de una de las figuras claves de la música contemporánea, “Cocinando con Elvis” esconde una perfecta fabulación acerca del ser humano, el mismo que puede sacar de este montaje las conclusiones que le parezcan apropiadas: “Creo que ese es el encanto de este tremendo texto. Cada uno puede ir sacando conclusiones. Esta obra tiene muchos lugares oscuros que pueden ser interpretados de distinta manera. En mi caso creo que el personaje de Elvis es un misterio, lo que es clave para una obra de teatro, el dramaturgo usó el elemento Elvis y lo adaptó a lo que él pretendía decir”, resume Daniel Muñoz.

El director Andrés Céspedes tiene su propia interpretación del relato. “Esta obra tiene que ver con el cuento de la imitación y con lo estadounidense. Pero también es posible encontrar otro reflejo con nuestro propio país, en donde se copia mucho, se imita.  Entonces también está ese acto chileno de imitar un modelo, copiar una realidad que no es la propia. Hay una gran imitación y nosotros también jugamos con eso en otro plano”.

Cocinando con ElvisDirigida por Andrés Céspedes
– Centro Mori (Av. Constitución 183 – Teléfono: 777 6246)
– Valor entradas: General $6.000 pesos. Jueves populares $2.500 pesos, Est. y 3era edad $3.000
– Horarios: Jueves, viernes y sábado a las 21.00 hrs, domingos a las 20.00 hrs.
– Elenco: Daniel Muñoz, Heidrum Brier, Mariana Muñoz y Benjamín Vicuña.

 

 

 

 

octubre 28, 2006 at 5:28 pm Deja un comentario

Benjamín Vicuña

BUENOS DIAS MUJER
TVN.CL   27 Octubre 2006

Benjamín Vicuña



Los amores del actor

Benjamín Vicuña, actor egresado de la Universidad de Chile, se destacó en un comienzo por el buen físico y la cara bonita, sin embargo, con el tiempo ha demostrado su talento, por ejemplo al interpretar a un músico que se vuelve loco en la película “Fuga”.

Su ingresó a la televisión fue en la serie “Vivir al día” de Red Tv, después es fichado por Canal 13 para realizar la teleserie “Piel Canela” donde comparte roles con Paz Bascuñan que al poco tiempo se transforma en su polola.

Si bien reconocen estar juntos, la prensa no se quiere perder detalles de la relación y comienza el acoso periodístico que a ninguno de los dos les gustaba. Tras cuatro años de relación se comienzan a distanciar y terminan su relación.

Vicuña se concentró en sus proyectos cinematográficos, en uno de esos comparte roles con Fernanda Urrejola y comienzan un romance que nunca fue reconocido por él, sin embargo, ella habló de su amor y la maternidad. Esta situación no fue del agrado del actor y terminaron su relación de siete meses.

Benjamín vuelve a enfocarse a su vida laboral, sin embargo, su amigo el actor Gonzalo Valenzuela le presenta a la famosa modelo argentina “Pampita” Carolina Ardohain. Ellos comienzan un romance, pero esquivan las preguntas de la prensa. Sin embargo, los periodistas no se rinden y en un viaje descubren que Pampita al parecer estaría embarazada.

La confirmación de su amor se hace evidente con la fotografía de la revista argentina “Gente”, donde se les ve juntos en el balcón del departamento de Benjamín Vicuña. La modelo después confirmaría su romance y embarazo en una revista argentina y Vicuña declaró encontrarse muy feliz con el nacimiento de su hija Blanca.

Ahora el actor no niega su romance y se declara contento con su vida actual, aunque siempre manteniendo la distancia con la prensa.



octubre 27, 2006 at 8:17 pm Deja un comentario

Benjamín Vicuña y Kudai dejaron a Chile bien presente en los MTV 2006









El actor Benjamín Vicuña y su mujer, la modelo argentina “Pampita”, sorprendieron al público con su apasionada performance.  Los dos simularon ser sorprendidos a su vez por las cámaras.   Vicuña dijo que los grupos de música hacen que quiera hacer muchas cosas. Con esas palabras dio paso para que Carolina Ardohaín presentara el próximo show.  “El próximo grupo nos hará saltar y bailar”, dijo la animadora. Luego Benjamín presentó a Miranda!. 

octubre 25, 2006 at 1:38 am Deja un comentario

MTV Latinoamerica 2006 Carolina y Benjamín

AQUÍ ESTAN LOS VIDEOS DE LA PREMIACIÓN…. PARA VER AL BENJA Y CAROLINA ….TIENES QUE IR AL 5º VIDEO EL DE EL GRUPO ARGENTINO MIRANDA! …ELLOS LOS PRESENTARON…. Smile….   LO ÚNICO FOME ES QUE ESTÁ CENSURADA UNA FRASE… PORQUE EL BENJA DICE UN GARABATO MEXICANO… PERO EL CONTEXTO NO ERA PARA QUE LO CENSURARAN… nop …  enojo

http://www.mtvla.com/overdrive/player.jhtml

octubre 22, 2006 at 1:34 am Deja un comentario

Y también hubo amor

CLARIN.COM
ARGENTINA, SABADO 21 OCT 2006

TELONES Y PANTALLAS

Y también hubo amor

 


 Mientras millones veían como Pampita apretaba a Vicuña consagrando su amor…. su ex, Martín Barrantes, iba, solito, a un festival de cortos en Palermo.
 

Hollywood tex mex, histeria colorida, alfombra roja. Por primera vez la fiesta de entrega de los Premios MTV Latinoamérica deciden organizarse fuera de Miami y ésta es la hora del DF mexicano. Perdón. Avisan que están por entrar las estrellas y una tribuna de adolescentes empieza con su aullido en continuado. Todavía faltan dos horas para que arranque la función, sin embargo el corredor será un escenario paralelo y los chicos que están a un lado regalarán el mismo fervor ante presuntas figuras de Televisa, como delante de Shakira, Miranda!, Julieta Vanegas y así hasta que haga su ingreso Robbie Williams y haya avalancha de gol. Pero ahora, el que viene caminando es el cantante de Maná que trae su rock setentoso en el pelo y una cara de decano que contrasta en la frescura de Ale Sergi: pura risa y saltitos.

Lo que pasa adentro, pasó afuera: los premios latinos fueron tema de agenda (pero: ¿por qué, siendo latinos, habrán decidido promocionarlo con afiches de Robbie Williams, ícono del pop inglés?) y se habló de ellos en los diarios, en las radios, en un bar del El Zócalo. Y en un taxi con calcomanía del evento. Tal vez haya sido la nacionalidad de los pasajeros, lo cierto es que el chofer dijo estar muy contento con la llegada de Pampita. “Tengo su último disco”, soltó (?) y ahí sospechamos que el reloj no iba a marcar lo que correspondía.

Los organizadores deben suponer que con o sin tetas (o sea, Luciana salazar), el resultado no cambiará y, al igual que con el Oscar, en un mes nadie recordará el nombre de los vencedores. Quizás para espantar ciertos desaires de la memoria, MTV establece 20 premiaciones anuales utilizando un envidiable sistema de franquicias. Hoy, por ejemplo, existen los MTV India Excellence Awards o los MTV Taipei vides Music Awards.

Pero estábamos en la alfombra roja, entre 500 colegas y un total de 250 medios apretados detrás de un corralito que separa el sudor del glamour. Alrededor del Palacio de Los Deportes hay clima de Boca-River: policías, patrulleros, vallas, cacheos. Acaba de llegar Pampita. Nos ponemos a 30 centímetros para buscar el defecto y nos rendimos: esta chica no sabe lo que es el photoshop. Permiso, permiso: “Hola Pampita. ¿qué viniste a hacer?”, quisimos saber. “Voy a presentar el número de Miranda!”. “¿Solamente eso? Acá todos se acuerdan cuando Luciana Salazar hizo un destape. Sonríe, no se hace cargo y va a prenderse del brazo de Benjamín Vicuña, con el que andará a los besos. Sofía Zamolo también ofició de presentadora junto a un trío 90-60-90. La idea de detenerse en estos lindos paisajes tiene que ver con que los argentinos no fueron grandes protagonistas en la noche del DF. Ganó Cerati, pero no fue: estaba paseando por Europa.

Mientras Robbie Williams arrastraba las cámaras, Clarín tuvo una aproximación a Julieta. “Está padre el reconocimiento del público y de MTV”, dijo antes de saber los resultados. “Pero, de verdad, a mí me ponen un poco nerviosa estas ceremonias”. ¿Las estrellas se ponen nerviosas? “Yo no vivo como una estrella. Tan solo vivo de la música y por suerte puedo hacerlo”. Después le dedicó un párrafo a Calamaro. “Lo admiro mucho. Cuando supe que en tu país le estaban haciendo un disco homenaje hablé con la discográfica para participar”.

Nelly Furtado pasó con su staff de maquilladora, peinadora y guardaespaldas; Robbie, un duque, dio doce apretones de mano y Shakira aceptó hablar a los apurones porque abría la ceremonia. El resto se vio por televisión.

octubre 21, 2006 at 8:13 pm Deja un comentario

Premios MTV Latinoamérica 2006

se besaron apasionadamente.

El actor chileno Benjamín Vicuña y su pareja Carolina "Pampita" Ardohain, hicieron su propia performance en el escenario: se besaron apasionadamente.

octubre 21, 2006 at 1:29 am Deja un comentario

Entradas antiguas


Entradas recientes