Benjamín Vicuña y su rol en la exitosa serie “Los hombres de Paco”

diciembre 4, 2009 at 11:40 pm 4 comentarios

EL MERCURIO.  REVISTA WIKEN                             Viernes 04  de Diciembre de 2009

Benjamín Vicuña y su rol en la exitosa serie “Los hombres de Paco

Radicado en Madrid, está grabando su participación en la popular serie ibérica “Los hombres de Paco”. Desde allá explica cómo, por extraño que parezca, ahora se ha concentrado en un solo foco: El personaje de un médico forense inspirado en el doctor House. “Cuando uno no está a gusto, cuando nada te llena, estás como en tres o cuatro cosas para poder estar tranquilo”, dice. Hoy no se siente así. “Fue bueno participar en series chilenas como ‘Huaiquimán & Tolosa’ y ‘Los simuladores’ porque me familiaricé con los códigos policiales. Fueron mi escuela”.

Ernesto Garratt Viñes 

El barrio donde ahora vive Benjamín Vicuña en Madrid hace justicia a su condición de barrio. “Es muy acogedor”, dice el actor que desde hace dos meses está radicado en la capital española junto a su familia, su mujer Carolina Ardohain y sus dos hijos, Blanca de tres años, y Bautista, de poco más de un año. Vicuña, quien recién acaba de cumplir 31 años, ríe como cabro chico. Su nuevo hogar, enclavado entre el Parque del Retiro y Chueca, es a todas luces caminable. Ahí Vicuña se topa con un pequeño almacén por acá, un mercado de frutas por allá. “Estoy viviendo una vida de barrio heavy”, cuenta y en Madrid, bajo un otoño engañador y aún con retazos de una primavera que no se quiere ir dice: “En Chile seguimos tal vez un modelo más americano, más de los suburbios y acá tengo el teatro María Guerrero, una cartelera espectacular, a una cuadra de mi casa, dos cines muy cerca, es una vida caminando”.

Él, que no descansaba nunca, que tenía el don de la ubicuidad y estaba al mismo tiempo en una teleserie como “Destinos cruzados”, en una película como “Promedio rojo”, en su centro cultural Mori o en más teleseries, filmes, obras de teatro, ahora toma aire. “Los cielos de acá son como los que pinta Velázquez”, dice con un nuevo aliento que ahora lo tiene donde, profesionalmente, quiere estar: En “Los hombres de Paco” (ver recuadro), una de las series más exitosas de la TV española y que en esta nueva temporada lo acogerá como uno de sus personajes clave. Ahí Vicuña es Dereck, un forense chileno con ribetes de genio que les proporcionará a los agentes policiales de este hit televisivo las pistas y los signos necesarios para capturar a un temible asesino en serie, un caníbal al que hay que tomar en serio. Su papel recién será visto por los españoles y espectadores del mundo a partir de enero de 2010 por Antena 3 y, claro, Vicuña dice que está expectante por lo que vayan a decir de él. No siente la presión de Pellegrini dirigiendo al Real Madrid, pero espera las críticas, las opiniones sobre su oficio, el de actor y que forma parte de su vida desde hace 14 películas, por usar una medida. Pero su tono de voz no delata ni ansiedad ni nerviosismo: habla con confianza de cómo prepara este personaje sin prisas, sin la vorágine que lo había consumido antes.

EL ANONIMATO EN MADRID. La noche anterior a esta entrevista, Benjamín Vicuña fue a ver al cine la película “Ágora”, del chileno-español Alejandro Amenábar. “La puesta en escena es impactante, me emocionó la historia y además soy fanático de la protagonista, Rachel Weisz”, dice sobre una de las tantas ofertas culturales de una ciudad que no descansa y que ha tenido al actor reencontrándose con el oficio de actor. Con un gustillo similar al que sentía cerca de 1998 cuando estaba en la escuela de Teatro de la U. de Chile y admiraba a Andrés Pérez, a Alfredo Castro. Algo de eso tiene esta estadía: en Madrid no es famoso, no es la figura Benjamín Vicuña, está comenzando de cero.

“Soy de la escuela de la prueba, y en ese sentido no le tengo susto a esto. Sé que es difícil, hay un proceso de adaptación, hay que conocer gente, pero siento que parte de mi oficio es ser inquieto”, dice sobre su nueva situación.

– Y esta serie vale la pena, es famosa por tener mucho humor negro…

“‘Los hombres de Paco’ ya va para el cuarto o quinto año de emisión, es su novena temporada y ha tenido una mutación. Antes era una serie más cargada a la comedia y ha ido girando hacia una cosa más de suspenso, manteniendo la frescura de los personajes, con referentes como ‘CSI’ o ‘Doctor House’. Mi personaje avala este giro y soy el nuevo forense de esta comisaría, pero la gracia es que es un rol lleno de matices, que esconde una tragedia familiar, una relación con la muerte muy particular”.

Y esa ligazón muy especial con la muerte se traduce en situaciones como la siguiente. Imagine a Benjamín Vicuña helando un vino blanco al lado de un corazón. O comiéndose un jamón serrano al lado de un cadáver. “Son guiños cómicos, al estilo de lo que haría un Álex de la Iglesia, lo bueno es que el personaje es chileno”.

– Entonces, has podido conservar el acento chileno

“Sí, pero la institución de los guionistas acá es súper respetada, muchas veces son los creadores y directores de una serie. El guión es megarespetado. Si bien respetan mi acento debo ocupar muchas palabras y expresiones españolas. Y por lo demás, es súper exigente. Ni en teatro me había costado memorizar tanto, hablo muchísimo y he tenido que estudiar mis textos como loco. Estoy concentradísimo en la actuación, me lo merezco y estoy feliz de estar 100% metido en este proyecto y este personaje”.

– ¿Podemos decir que te has reencantado con el oficio de actor?

“La pasión no la he perdido en un ningún momento, lo que pasa es que a veces por amarla tanto uno quiere hacer muchas cosas. En algún minuto sentí que la vida era corta y traté de tomar muchos proyectos en el teatro, la TV y el cine. A veces cuando uno no está a gusto, cuando nada te llena, estás como en tres o cuatro o cinco cosas, para poder estar tranquilo. Ahora estoy probando esto de la concentración en un personaje y dejando todo lo otro para después. Por el momento, me ha dado muy buenos resultados, es como la concentración de la energía. No creo que sea bueno dispersarse tanto ni en la vida ni en el set”.

– ¿Qué te pasó que cambiaste tanto? ¿Conociste a tu Obi Wan, a tu maestro jedi?

“No (risas), es la edad. Aunque me doy todo el derecho a que esto sea pasajero y estar en tres o cuatro cosas si quiero. Pero hoy mi vida necesita esto”.

EL ÚNICO ACTOR DE LA FAMILIA. Un año esperó Vicuña por un papel como el que le llegó hace unos meses acá en España: el de este forense inspirado en doctor House y que tiene al actor chileno con maratones de DVD, estudiando tanto al insoportable facultativo de la TV, como a las anteriores temporadas de “Los hombres de Paco”. Antes de esto rechazó ser Manuel Rodríguez en la serie de Vicente Sabatini, de CHV, rechazó una serie española, un par de películas y más cosas por los momentos que vive en Madrid desde muy temprano. “Todas las mañanas me levanto a las 7:30 am y me pasan a dejar a la Ciudad de la Imagen, que es donde están todas las productoras, a las afueras de Madrid”.

Es un viaje de 40 minutos en auto que lo deja en un lugar que suena paradisíaco para el actor, quien antes ya había probado cómo se filma en España en la película “Fuera de carta”, un éxito de taquilla, aunque no de crítica. “En ‘Los hombres de Paco’ se graban cerca de tres escenas diarias. Eso es poco, es como si fuera cine”, compara Vicuña sobre un modus operandi inédito en un país como Chile. “En las series de Chile hay planes de rodaje con siete escenas diarias y para qué te digo las teleseries chilenas, que tienen entre 15 y 20. En ese sentido, ahora estoy en jornadas largas, con mucho ensayo, mucho diálogo con los directores”.

Intercambia opiniones con sus colegas, por ejemplo, Juan Diego, con quien ha creado buenas migas hablando de cómo el actor español va a abordar a Salvador Allende en una coproducción germano-ibérica para el cine. “Todos saben mucho de Chile, de Huidobro, Lihn, Neruda. Saben un montón”. En esa especie de academia donde absorbe ideas nuevas y crea nuevos lazos, Vicuña, dice, ya siente a los hombres de Paco como sus amigos cercanos. “Tras esas jornadas vuelvo a mi casa a estar con mis niños y, luego, seguir paseando por una ciudad que no se agota en términos de estímulos (…) Cines, teatros y muchos restaurantes que aún estoy conociendo”.

– ¿Estás “peinando el área” todavía?

“‘Peinando el área’, qué buena frase. Claro, es un término policial. Acá en la serie le dirían ‘barrer el área’. Fue bueno para mí participar en series chilenas como ‘Huaiquimán & Tolosa’ o ‘Los simuladores’ porque así ya me familiaricé con los códigos policiales. Fueron como mi escuela para esta nueva experiencia. Esta temporada hay muchos efectos especiales, muchos cadáveres en autopsia y mi personaje fuma así es que tengo que abrir un muerto con un pucho en la boca… te lo encargo”.

– ¿No eres asquiento?

“Sí, soy asquiento, pero no se me nota porque mi personaje tiene más el perfil cool de CSI (risas)”.

Como el chico nuevo, está disfrutando y más con el agregado del anonimato. “Lo estoy gozando”, recalca Vicuña y, de hecho, aprovechando su anónima condición es que su hija Blanca está estudiando en un colegio público, “La Merced, uno de monjitas, donde hay niñitos de todo el mundo, parece un colegio Benetton (risas)”.

– Si tu hija o hijo te dijeran: “papá, quiero ser actor”, ¿Le darías tu apoyo?

“Claro que sí. Amo mi oficio, y no me molesta compartir esta pasión con mis hijos. Cuando yo entré a estudiar teatro, no tenía a nadie, ni un primo ni pariente ni amigos de amigos estudiando para ser actor. Fue un camino duro y si pudiera regalarle a un hijo toda mi experiencia, rico”.

– ¿Fuiste un pionero en la familia?

“Sí, siempre hubo un cariño y respeto. pero recuerdo cuando iban a ver mis primeras obras a la U. de Chile. Eran cosas de Arteud, muy complejas para comprender por el público medio y mi familia quedaba un poco colgada, pero el apoyo siempre ha estado allí”. 

El hombre que ha dicho que quiere escapar del peso de su vinoso apellido (“Estuve tres años sin hablarles a mis padres”, confesó) y que se ha hecho su propio camino, está en Madrid tranquilo. “Nunca he tenido ambiciones, nunca me he puesto ningún objetivo (…) gastar los zapatos es lo único que te enseña algo y creo que he caminado y gastado bastante ¿no? Me vino como el Serrat que llevo dentro”.

– Le ponemos música y sacamos el disco.

“Es el aire de Madrid”.

 Así son “Los hombres de Paco”Con nueve temporadas al aire, esta serie española se ha convertido en un suceso de audiencia y crítica. Su historia gira en torno a las aventuras de tres policías españoles, Paco, Lucas y Mariano. La gracia de la serie es que entrelaza de manera atractiva las vidas personales de los policías con los casos que siguen, y en el último tiempo esta producción ha desbordado niveles de controversia al plantear un matrimonio gay, entre dos mujeres, dentro de su trama. Pero más allá de los efectismos, esta producción ha sabido mantener el interés de la audiencia gracias a su correcto balance entre humor, suspenso e intriga.

Ernesto Garratt Viñes.

 

Entry filed under: Noticias. Tags: .

Benjamín Vicuña celebra la temporada navideña en Madrid Primeras imágenes de Benjamín Vicuña en serie española

4 comentarios Add your own

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Entradas recientes


A %d blogueros les gusta esto: