Archive for mayo, 2004

Benjamín Vicuña y su relación con Dios…

Encontré esta entrevista, que hace tiempo leí y me encantó… El Benja y su lado espiritual…

_____________________
pvu.cl
PASTORAL VICARIA UNIVERSITARIA
MAYO 2004

Benjamín Vicuña, actor 
  
  
*Por Carolina Jorquera Oliva
Fotos: Manager B. Vicuña

El ‘galán’ de teleseries tiene su lado espiritual. Confiesa ser un admirador de la figura de Jesús, sobre todo de su capacidad de perdonar. Cuenta que utiliza su liderazgo y su trabajo para promover valores por los derechos de los niños y para dar testimonio de su espiritualidad. ‘Se saca el sombrero’ ante los curas y trata de ayudarlos en todo lo que pueda en su labor evangelizadora.    
 
En medio de su pecho cuelga un crucifijo de plata, signo de su admiración por un hombre que murió en la cruz perdonando. Tras la cruz otro hombre; joven y lleno de sueños que busca un equilibrio espiritual en todas las dimensiones de su vida. Es Benjamín Vicuña, el ‘galán’ de las teleseries, uno de los rostros más llamativos de la publicidad, el ‘niño bonito’ de la televisión chilena, el joven talento del teatro local.

Un escenario. Luces de colores y un largo telón de terciopelo rojo que se abre lentamente. Un espectáculo, una historia llena de mística, un mundo distinto. Así es la historia de Benjamín con su compañía de Teatro “El Hijo”, que actualmente presenta las últimas funciones de la obra “Sala de Urgencias”. Luego de dejar toda su energía en las tablas aparece entremedio de esos largos telones este joven que de entrada dice con entusiasmo “soy un católico de corazón”.

Aunque confiesa que no es un cristiano de tomo y lomo “de los que van a misa todos los Domingo”, trata de mantener en su vida una relación íntima con Jesús. Cuenta que desde que era un niño –principalmente desde que hizo la primera comunión- se fue manifestando a lo largo de su historia de fe una amistad profunda y secreta con Él.

“Estudie en el colegio Sagrados Corazones de Manquehue y ahí se inició mi relación con Jesús. En mi adolescencia me rebelé y comencé a buscar otras religiones como el budismo.

Luego me di una vuelta en el aire y volví al cristianismo, sobre todo por la capacidad de perdón, creo que ese es el gran tema de los cristianos. Jesús es para mí el primer hippy y el primer gran rey. Con Él camino. Yo no puedo decir que soy un ejemplo, al contrario, me considero un tanto mediocre, pero con Él camino”.

BENJAMIN VICUÑA explica que intenta mantener una relación íntima con Jesús. Aunque dice no asistir todos los Domingo a misa, se siente un ‘católico de corazón’.

Vicuña declara vivir su espiritualidad a concho pero silenciosamente “para calladito y con los más cercanos”, dice. Confiesa que se comunica con Él de una forma profunda que es parte del misticismo y la complicidad que hay entre ambos.

“Sería una infidencia contar la forma en que yo me comunico con Jesús porque es algo de los dos. Sólo sé que trato de ver su rostro en toda mi vida, en la gente en la calle, ayudando a promover los derechos de los niños y ayudando en todo tipo de obras cristianas como el Hogar de Cristo”.

La pasión de Vicuña

“Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen”. Estas son las palabras de Jesús que Benjamín Vicuña tomaría de la vida de Cristo y que le gustaría retratar en un film o en una obra de teatro. “Esa frase que dice Jesús cuando está muriendo me impacta mucho ya que clama el perdón para aquellos que lo están matando”.

A pesar que no quiso ver la película “La Pasión de Cristo” de Mel Gibson, cree que su trabajo actual es también una forma de comunicar su experiencia de Dios –aunque quizás no tan pasionalmente como en el film de Gibson- dice.
 
 -¿Cómo proyectas tu espiritualidad en tu trabajo?

-Trato de que en la actuación y en la comunicación de lo que yo hago siempre haya un poquito de lo que significa Dios para mí. Creo que eso se nota.

-¿Qué importancia tiene la fe en la construcción de tus personajes?

-Los personajes no tienen moral. Uno tiene que abstraerse de la moral para defender el discurso de un asesino o de un dictador, sin embargo, para darles vida siempre hay que humanizarlos y eso me trasporta a una dimensión espiritual.

 
DIOS Y EL TRABAJO “Trato de que en la actuación y en la comunicación de lo que yo hago siempre haya un poquito de lo que significa Dios para mí”.

Vicuña intenta dar testimonio por medio de su liderazgo, él sabe que es un líder de opinión y ocupa esta tribuna para dar su visión de la fe. Lucha por la justicia y la paz pero a pesar de ser un cristiano de corazón admite que hay muchas ‘ironías’ en la religión.

“Soy un agradecido de la vida, siento que Dios me puso aquí y me dio este lugar para comunicar. Soy un líder de opinión y lo ocupo, estoy conciente del rol que tengo en la sociedad y quiero ser un referente positivo. Por eso me ofrecí a ocupar el cargo de ‘amigo’ de la UNICEF porque sé que hay muchos niños maltratados.
 
 En nuestra sociedad hay niños que tienen que trabajar para poder vivir y para mí eso no puede suceder. Por eso quiero promover sus derechos”.

-¿Qué ‘ironías’ percibes en la religión?

-Este verano estuve en Jerusalén, la tierra de Jesús. Es un lugar devastado por el sufrimiento y la guerra. No entiendo como en un lugar donde vivió el líder de la paz y el amor haya tanta ausencia de eso.

-¿Cómo vives tu fe en este mundo ‘farandulero’ en el que estás inserto?

El año pasado conocí algo en lo cual no creía: el estrés. Pretendo que este año sea distinto y de hecho voy abandonar ciertas propuestas para poder dedicarme más a mi vida espiritual y familiar. Creo que es muy necesario hacerlo.

-¿Cómo rescatar valores como la humildad en medio de tanta fama?

Humildemente me considero un hombre de creencias y principios bien arraigados, por eso no pierdo mi objetivo.

Curas personajes y amigos

El “cura Benigno”, el personaje de un sacerdote falso de la teleserie ‘Pecadores’ de TVN que le tocó interpretar a Benjamín Vicuña es, en la realidad, un admirador de sacerdotes que han marcado su camino de fe. Su guía espiritual es el Padre Juan Andrés Peretiatkowicz SS.CC. y también mantiene una relación de colaboración muy estrecha con el Padre René Benavides de Los Andes.

“El encarnar a un cura falso en un principio me complicó mucho pero soy un convencido que los actores no tenemos moral para la interpretación personajes. Además el cura ‘Benigno’ tiene un vuelco en la teleserie: tiene revelaciones divinas. Esa fue una buena experiencia por que encontré una manera de comunicarme con Dios por medio de ese papel”.

 -¿Qué visión tienes de los sacerdotes?

-Me sacó el sombrero ante este trabajo. Creo que es complicado, que ha sido un oficio muy manoseado. Es admirable esa forma de entrega total, es puro amor a cambio de nada, a cambio de fe, de tener una cercanía y un espacio en el cielo.

-¿Qué buscas en ellos?

– Una instancia de consejo y de perdón, que es el mayor de los valores del cristianismo.

-¿Por qué ayudas a los sacerdotes?

-Por qué admiro lo que hacen. He ayudado al Padre Benavides en Los Andes porque a veces en los pueblos se hace más difícil la evangelización.

SU MUNDO El teatro es uno de los aspectos importantes en la vida de Vicuña. Junto a un compañero de la Universidad de Chile formó la Compañía de Teatro “El hijo”.

ADMIRACIÓN Vicuña ayuda frecuentemente a sacerdotes e instituciones de Iglesia. A su entender la labor de los ‘curas’ es admirable.

Más allá de cada personaje, spots publicitarios y teleseries, Benjamín Vicuña es un joven común y corriente, lleno de sueños y expectativas. Dice tener la alegría de sentir que camina con Dios por la vida y de que lleva como estandarte la cruz de Jesús, su referente en todos los éxitos y fracasos que han marcado su vida como actor y persona.

Anuncios

mayo 22, 2004 at 11:45 am 1 comentario


Entradas recientes