Archive for abril, 2008

El príncipe azul que enamoró a Pampita

amor amor yes yes aplaude bravo
… Me gustó esta nota… es objetiva sin dobles intenciones, como suelen escribir a veces…y es tal cual… el relato de una historia de amor…. desmayo

el dia.com.ar
Argentina, miércoles | 30.04.2008   

El príncipe azul que enamoró a Pampita

Se muestra radiante, plena, segura, contenida…, y no hay manera de disimularlo. Ni pretende hacerlo. A Ana Carolina Pampita Ardohain la felicidad la invade, y ese estado tiene una razón de ser: Benjamín Vicuña. Es que con este actor chileno conoció el verdadero amor, es junto a él con quien pudo acariciar su anhelado sueño de construir una familia. Con sus dos pequeños hijos, Blanca y Bautista, y la pasión que siente por Benja, Pampita es inmensamente dichosa.

Su romance cambió la postura de la modelo frente a la prensa, con sus compañeras y con la gente, y la exhibió audaz, en carne viva. Los que la conocen afirman que nunca hubiera aceptado participar en Bailando por un Sueño a poco de parir a Bautista si no fuera por el apoyo y el aliento de Vicuña.

Pampita se jugó el todo por el todo por este amor. Y ganó. A tan sólo tres años desde que se conocieron, el chico que ostenta un apellido con cierto abolengo tras la cordillera y la mujer de sonrisa dulce que venía de un infeliz matrimonio con Martín Barrantes forman una familia consolidada.

Pero la historia de fuego y seducción tuvo un comienzo duro. Acusada de adulterio, cuestionada y hasta burlada por sus colegas modelos, Carolina Ardohain, dejó todo y cruzó a Chile a los brazos de Benjamín Vicuña.

El indestructible poder del amor caló en la piel del encumbrado galán trasandino y de la manequín nacida en La Pampa hasta estos días.

El flechazo fue inminente: un 1° de julio en Buenos Aires de 2005. El protagonista del actual Don Juan y su Bella Dama viajó invitado para participar de un programa que Pampita estaba preparando con producción de Federico Wollkopc (ex CQC). Como parte de la entrevista, fueron juntos a ver a De la Guarda. En el marco del mismo envío viajaron a Jujuy, donde Vicuña se encontró con Gastón Pauls, a quien conoció durante el rodaje de la película La Fuga. Apenas volvió a Chile, Benjamín les contó a todos sus amigos que estaba enamorado de una argentina. Para convencerla de que sus sentimientos eran verdaderos le mandó flores a su casa desde el otro lado de la cordillera. Dos semanas más tarde ya estaban juntos. Pero recién el 6 de agosto los fotógrafos los descubrieron volviendo juntos de una escapada romántica a Villarica, Chile. Unas semanas más tarde, otra vez juntos. Ahora en Playa del Carmen, México. Y hubo otros encuentros apasionados. Hasta que el 23 de setiembre ella decidió abandonar la Argentina y mudarse definitivamente junto a su amor chileno.

Pampita se instaló con su perra beagle Carmencita en el departamento de soltero de Benjamín en el Parque Forestal. Cuando supieron que esperaban un hijo de ambos, y ante la creciente expectativa de la prensa, decidieron que lo mejor sería mudarse a una casa alejada del centro. Lo suficientemente lejos de los periodistas y de la contaminación.

Del romance prohibido y las escapadas hoy no quedó nada. Le siguió un escandaloso juicio de divorcio de Barrantes, dos hijos, y la dicha de vivir un amor que renace cada día.

abril 30, 2008 at 11:48 pm Deja un comentario

Saludo motivacional de Benjamín Vicuña para Unicef.

UNICEF                      Chile,  01:14 – 29 de Abril de 2008

Saludo motivacional de Benjamín Vicuña para Unicef.

Cámara: Andrés Zapata

Edición: Diego Lira

abril 29, 2008 at 10:08 pm Deja un comentario

La Vivi le robó un beso a Benja Vicuña

LAS ULTIMAS NOTICIAS

La Vivi le robó un beso a Benja Vicuña

 

Hace un par de semanas Vivi Kreutzberger no quiso poncear con Felipe Camiroaga, ya que podía traerle problemas en su hogar. Sin embargo, la noche del sábado, la animadora no se complicó para darle un beso “de actor” a Benjamín Vicuña. “Tengo prohibido los besos en la tele”, dijo toda cocoroca después del osculo.

 Fotos de Mariola Guerrero.










abril 28, 2008 at 11:19 pm Deja un comentario

Fuera de carta: Reírse, objetivo conseguido

LA REPÚBLICA CULTURAL.ES
Publicado el Domingo 27 de abril de 2008, a las 17:14

Fuera de carta

Reírse, objetivo conseguido

Fuera de carta
       
Título original: Fuera de carta
Director: Nacho G. Velilla
Intérpretes: Javier Cámara, Lola Dueñas, Fernando Tejero, Benjamín Vicuña, Luis Varela, Chus Lampreave
Guión: Nacho G. Velilla, Oriol Capel, David Sánchez, Antonio Sánchez Olivas
Fotografía: David Omedes
Música: Juanjo Javierre
Año: 2008
Duración: 111’
País: España
Productora: Ensueño Films
Web oficial: http://www.fueradecarta.com/

 
Blanca Vázquez – laRepúblicaCultural.es

Los productores, guionistas, y el director, Nacho G. Velilla, que a su vez coparticipa en el guión del sorprendente éxito de taquilla, Fuera de carta, han tenido ciertos puntos muy claros a la hora final de confeccionar esta comedia tan resultona, pautas que resultan evidentes y esclarecedores sobre su procedencia: mezclaron en un medidor de ideas la imagen de fondo del trabajo de Sandra Nettelbeck, “Deliciosa Marta“ (sus manías, sus repentinas responsabilidades familiares, y su entorno laboral), le espolvorearon gruesas virutas de “Un funeral de muerte”, de Frank Oz, y una vez bien mezclado lo ligaron con ingredientes de la mejor calidad montaje-humorístico-desternillante que conforma lo que calificaríamos como una comedia moderna, a la que previamente le han tamizado los grumos de la casposa españolada.

Bien, así a voz y pronto diré que Fuera de carta me gustó un rato. Cumple a la perfección su misión, que no es otra que hacernos reír con risa feroz, evadiéndonos de los problemas de nuestra realidad cotidiana, no por nada la productora se llama “Ensueño Films”. En definitiva lo que lleva haciendo el cine desde los hermanos Lumière. Porque además de ser una puerta y una voz de denuncia y conocimiento, de trabajo experimental, de ventana abierta a miles de historias y mundos, montajes y delirios, también es, y sobre todo, una droga de evasión, una droga sin efectos secundarios, a no ser que se pretenda creer a pies juntillas que la vida real fuera del color de estos flashes del rosa. Pero eso es debate para otra reseña, no para esta.

Reconozco que me acerqué con miedo a la sala nº 5 de mi cine preferido, dándole al poco rezo que recuerde esta pecadora. Y diciéndome a mi misma que como aterrizara ante una de esas chuecadas de vómito de las últimas hornadas juraba no pisar más un menú cinéfilo español. Pero Javier Cámara es mucho Cámara, al que hay que añadir un elenco de actores la mar de apetecibles por sus estupendos curriculums en cine y televisión. Casting muy bien pensado y amalgamado.

Fuera de carta es un trabajo encantador de serpientes, un calmante natural para esta ajetreada vida que llevamos. Cumple a la perfección su último y solo propósito, hacernos reír de manera fluida durante todo el tramo de su proyección, poco más de hora y media. Ahí es nada!. Una risa provocada por un guión ingenioso, una puesta en escena atractiva y un estupendo trabajo, repito, de todos los actores, donde los más jóvenes se ven respaldados por la profesionalidad de Javier Cámara, Fernando Tejero, Lola Dueñas, Luis Varela o Chus Lampreave, junto a promesas relucientes de una seducción que se sale fuera de pantalla, como el causante de más de un enredo amoroso, Benjamín Vicuña en su papel de un (cómo no?) retirado futbolista famoso y televisivo, ah! y argentino. Todos ellos enredan una historieta harto previsible pero no por ello menos lograda en su resultado humorístico: Cocinero gay de restaurante de moda en Chueca tiene que hacer frente, a veces con cierta histeria, a los innumerables problemas que un negocio de esa talla conlleva, a lo que hay que incluir la aparición en su vida de unos hijos olvidados y un nuevo amor que se niega a salir del armario de cara a la galería.

Fuera de carta cumple. Los cabezas pensantes del proyecto han rematado una comedia de alta cuisine. Aunque para ello tuvieran que hacer uso de los típicos tópicos, como llevan haciendo todas las comedias de la historia del cine, cada una hija de su tiempo. Desde las tentaciones extramatrimoniales de arriba, con una Marilyn que hacía olvidar penurias, hasta las nuevas parejas y familias de hoy día, donde la condición gay es un buen filón, como ya se demostrara en la desternillante “Un funeral de muerte”, solo que allí se situaba entre ritos funerarios, y aquí se sitúa en un más glamoroso y resultón medio, la cocina del Chef, de donde recién venimos entrenados con nuestra parisina rata preferida, Remy. ¿Moralina? Me sigo preguntando por qué algunos críticos españoles son tan pedorros y se empeñan en sentarse en tronos que lo alejan tanto del espectador. Esto que tenemos entre manos es una comedia, un cuento, donde ya sabe el espectador, que no es tan idiota, que está revestido de un glaseado fulgurante de puro cine cenicienta. De hecho cada escena es absolutamente previsible (y me repito como el ajo) de lo que vendrá justo después, en medio y al final. ¿Cual es la diferencia que sorprende?, el modo, la forma de llevarlo a cabo, el atuendo, ese ingenio resolutivo del gag que nos desternilla, y que consiguió que las carcajadas que yo oí entre el público fueran puro producto biológico, sin aditivos forzados.

Extraídos los factores esenciales de “Deliciosa Marta”, y añadida la globalización y multiculturalidad en los recursos humanos, (quizá más protagonismo a los ayudantes negros habría venido de perlas), vemos una Marta convertida en Maxi, que hubiera llegado a la perfección si le hubieran restado amaneramiento tan teatralizado. No digo que no le sobren fallos, como lo poco que se atreve el director en dar un mayor atrevimiento visual a la relación del Chef con su indeciso novio Horacio en cuestiones de sexo, allí donde tan bien apuntó “Cachorro” de Miguel Albadalejo.

En todo caso Javier Cámara es absoluto merecedor de la Biznaga de Plata al Mejor Actor que el XI Festival de cine español de Málaga le ha otorgado. Sin ninguna duda. Así como tampoco la tenemos del dolor de ojos con el que salimos, achacado a una sola causa, ese caramelo que haría pecar hasta a la más Viridiana esposa y madre, el Horacio-príncipe del cuento.

No se lo piensen dos veces, y pidan reserva en el “Xantarella”, se reirán a destajo

abril 27, 2008 at 11:32 pm Deja un comentario

Avasallar, el baile que más les gusta

PERFIL.COM
Domingo 27 de Abril de 2008
Año III Nº 0255
Buenos Aires, Argentina

Pampita y Dolores

Avasallar, el baile que más les gusta

Mientras asumen sus compromisos con el modelaje, las mujeres más lindas de la versión 2008 de ShowMatch cuentan, desde México, cómo hacen para equilibrar la vida familiar con los duros entrenamientos del ciclo de Tinelli. El rol de sus maridos, la maternidad y la firme convicción de llegar a la final.
Por Jacqueline Isola


Desafiantes. Pampita promete llegar a la final. Dolores no se queda atrás: el día de su viaje entrenó cinco horas. Pancho alienta.

Full time. A pocas horas de haber grabado la nueva gala de “Bailando por un sueño”, Carolina “Pampita” Ardohain y Dolores Barreiro armaron sus valijas y rápidamente se tomaron un avión rumbo a México para participar en uno de los desfiles más importantes de la temporada, el Acapulco Moda Nextel. En el camino, Pampita decidió llevarse a su hijo de casi dos meses, Bautista –fruto de su relación con el actor chileno Benjamín Vicuña–. “Mi hija, Blanquita, se quedó con el papá. Bautista me va a acompañar en todos los viajes que haga este año”, dice.

Barreiro, en cambio, dejó a sus tres hijos con su marido, Matías Camisani, en su casa de Maschwitz. Mientras esperan la sesión de maquillaje, las modelos, conductoras y ahora bailarinas hablaron con PERFIL de su participación en el ciclo de Marcelo Tinelli. “Hace dos semanas que estoy ensayando todos los días tres horas. Si bien ya había participado en un formato similar en Chile (llegó a la final), esto es distinto, porque los ritmos que me tocaron son completamente diferentes. Y eso es lo que me gusta. En este ciclo, el gran desafío es con uno mismo”, cuenta entusiasmada Pampita mientras se toma un descanso.

El programa midió en su debut 33.8 puntos de rating, con picos de 37.8. Nada mal, considerando que Tinelli recurre al mismo formato desde hace dos años. Y la figura elegida para abrir el primer envío de “Bailando por un sueño” fue Dolores Barreiro junto a su soñador, Pier Fritzsher. A las 22.25, la modelo ingresó a la pista y deslizó su metro ochenta al son de Jamiroquai. El jurado, integrado por Moria Casán, Gerardo Sofovich, Carmen Barbieri y Jorge Lafauci, le dio su bendición con unos dignos 18 puntos. Pampita recibió junto a su soñador, Nicolás Armengol, el mayor puntaje del certamen hasta el momento (24 puntos).

—¿Y vos, cómo te estás preparando?

BARREIRO: Le estoy poniendo mucha garra. A veces entreno hasta cinco horas. No tengo ninguna experiencia previa. Lo mío es todo aprendizaje de la cabeza a los pies. Cada pasito lo tengo que aprender. Le estoy poniendo mucha garra porque lo mío es de cero total. No tengo ni idea.

—¿Siguen los nervios antes de salir a bailar?

ARDOHAIN: No, para nada. Al contrario, disfruto mucho el momento de ir a bailar, el momento de estar en el escenario. Sí tengo mucha ansiedad, sin nervios. No soy una profesional ni soy bailarina, pero me encanta aprender algo nuevo. Además, me permite estar conectada con la música todos los días. Eso es increíble. Ir a ensayar. Es algo que me alegra muchísimo.

B: ¡Yo sí! Los nervios los voy a seguir teniendo, sobre todo cuando recién empezás. A todo o nada siempre es lo mío. Si arranco en televisión, es con El rayo, y si quiero bailar, lo hago abriendo el programa de Tinelli (se ríe). El baile del debut me lo perdoné, porque todo era nuevo para mí. Yo sé que perfecto no me va a salir porque no soy bailarina.

—¿Cómo manejaste la presión al ser la primera en salir a bailar?

B: Y… fue todo un desafío. Pero creo que de eso se trata la vida, ¿no? Y disfruto ponerme en esas situaciones que son incómodas pero sirven. Una cosa es el pánico y el sufrimiento, y otra muy distinta es tener miedo a lo desconocido y aprender a bancársela. Para mí eso está bueno. Es un aprendizaje permanente.

—¿Qué opinás del jurado?

A: Los escucho y los respeto mucho. Sé que todo lo que me dicen es para ir mejorando. Ojalá lleguemos lejos. Pero de a poco, hay que tomarse las cosas con mucha con calma.

B: Me encanta el jurado. Moria me parece una mina inteligente y muy recta, porque siempre dice lo que tiene que decir. Y además la tiene muy clara. Es una muy buena bailarina, vedette. Carmen me parece que también es muy justa. Gasalla todavía no me calificó pero me saco el sombrero, no me importa el puntaje. De Lafauci, me encanta el personaje y me parece que es un tipo supertalentoso.

—¿Cuál es su postura frente a las posibles peleas y entredichos que suelen surgir en este programa?

A: Yo acepté entrar al programa porque mi objetivo es pasarla bien, conectarme con mi gente. Quiero disfrutarlo y tratar en lo posible de mantenerme lejos de todo eso. Me parece que también se puede jugar desde ahí. Sin pelearse.

B: Yo soy relajada y respetuosa. Y te digo: pelear, no me voy a pelear con nadie. Sé que todo es parte de un mismo juego. Es un show. Si te va bien, te va bien y si te va mal, te va mal. Yo no soy bailarina, así que pondré lo mejor de mí. Hago mi intento y pongo toda la garra.

—¿Quiénes son sus participantes favoritos?

B: Qué se yo… quiero ser yo la favorita. Hay muchas. La mayoría baila muy bien, lo cual es un problema para mí, ¿no? (risas). Me gusta Eunice Castro, de uruguay, Gabriela Bo, y Fernanda Callejón me encantó.

A: Uy. Tengo unas cuantas. Por supuesto mis colegas, Dolores Barrerio y Flor Gómez Córdoba. Son mis amigas y nos juntamos siempre entre los ensayos, hablamos del baile. También me gustan mucho Fernanda Callejón y Gabriela Bo.

En la intimidad. Casada hace diez años con el modelo y músico Matías Camisani, Barreiro hoy reparte su vida entre las grabaciones del programa, sus obligaciones laborales y sus hijos Valentino (6), Salvador (3) y Milo de un año y medio. Por su parte, Ardohain llegó a la Argentina luego de vivir durante tres años en Chile junto a su nueva pareja, Benjamín Vicuña, y sus dos hijos Blanca y Bautista. Sin embargo, hablar de la vida privada con Pampita supone el riesgo del silencio. Prefiere, en su caso, pedir amablemente que no se le pregunte sobre “eso”.

—¿Qué te dice Benjamín cuando te ve bailar?

A: Y no sé… Preguntale a él.

—¿Qué significa él en tu vida?

A: Prefiero no hablar de cosas personales. Estamos felices con nuestros hijos.

—¿Pensás en algún momento casarte nuevamente?

A: (Duda) No, quisiera no hablar de eso.

—¿Alguna vez ensayaron los pasos con sus parejas?

B: El no es para nada bailarín. Igual le muestro algunos pasitos y le llevo los videos de los ensayos, para corregirnos. Y la sentencia de él fue que tengo que creérmela más, que bailó muy bien y que estoy hermosa. Y tiene razón. De eso se trata, si no me la creo un poco, me rajan (se ríe).

A: No… (se ríe). En realidad, yo dejo toda la energía una vez que termino el ensayo. Después, en mi casa, no tengo tiempo de seguir practicando. Estoy muy ocupada con mis trabajos de modelo, y además los chicos hoy que me exigen mucho.

—¿Están preparadas para el baile del caño?

B: (Se ríe) Yo creo que hay que prepararse. Por ahora tengo los pasos de la salsa que mañana tengo que hacer. Estoy empezando a preparar el rock y después no sé si seguiremos.

A: Cuando llegue el momento, yo sé que mi performance va a ser muy tranquila. Pero siempre dentro de mis propios límites. No voy a hacer nada que no haya hecho en mis años de carrera. No voy a moverme más por un programa de televisión.

—¿Al momento de bailar, pensaron en explotar su lado más sexy?

B: Lo intentaré. La belleza y la sensualidad siempre ayudan, abren puertas.

A: La verdad es que no me lo había planteado. Creo que pasa más por sentirte realizada en algo nuevo. Esto me lo tomo muy en serio. Ensayamos como profesionales, casi como si estuviéramos en un concurso internacional.

—¿Cómo se combinan belleza y sex appeal?

B: A mí me parece que uno nace con eso. Es casi genética. Son maneras de moverse, de hablar. Lo importante es que una aprenda con el tiempo a usar esas herramientas. Eso ya es otra cosa y depende de la inteligencia de cada uno.

—Carolina, dentro de poco vas a filmar en Chile…

A: Sí, es una participación chiquita pero igual es divertido. Es mi primera experiencia. Hay un montón de actores y estoy contenta de que me hayan invitado.

—¿Se viene Pampita actriz?

A: (Se ríe) No, no… No me atrevería a decir que es una faceta. Más bien es una participación especial.

Tal vez, pura coincidencia. El viaje con Dotto a Acapulco, como a tantos otros desfiles, no es la única coincidencia. Ex conductoras de El rayo (aquel conocido programas de entrevistas que estrenó Deborah de Corral en los años noventa) vieron cómo la vida fue llevándolas, de a ratos, por caminos distintos. Barreiro siguió con Ronnie Arias en Conectados y Pampita, en Dominico con Nico Repetto.

—El programa de Marcelo Tinelli suele ser un semillero para nuevas propuestas laborales. ¿Pensaron en un futuro?

A: No, no pienso en función de esto. Por el momento, me focalizo exclusivamente en el show, poniendo todas mis energías en los ensayos. Hasta ahora, todas las cosas me han llegado solas. Las oportunidades llegan y en su momento lo evaluaré. Hoy vivo el presente. Después, veré cómo sigue el camino.

B: Me encantaría que surgiera algo nuevo. La televisión me gusta mucho y la paso muy bien conduciendo. Así que ojalá se dé algo así, ¿no?

De la mano de dotto, embajadoras de la belleza

Dolores Barreiro y Carolina “Pampita” Ardohain no fueron las únicas que viajaron a México al mega desfile de Acapulco Moda Nextel, el evento que reúne a las personalidades más sobresalientes de la sociedad azteca. El objetivo: conocer las propuestas de los reconocidos diseñadores locales. Para ello, veinte modelos de la agencia de Pancho Dotto llegaron el lunes para sumarse a los preparativos del espectáculo. Entre ellas, se hicieron presentes Yésica Toscanini, Luz Cipriota, Majo Lick, Afra Vázquez, Ivonne Senac, Cecilia Bonelli, Guillermina Dobove, Mayra Albarracín, Marina Señuk, Belén Zini, Natalia Amén, Carolina Gimbutas, Flor Chiaramoni, Silvina Tavella, Anita Ferraris, Brenda Díaz y Mariana Grossi. El show tuvo lugar en el hotel The Fairmont Pierre Márquez, lugar en el que todas las figuras invitadas fueron convidadas a un cóctel de bienvenida. Por supuesto, se divirtieron y relajaron después de un largo día de ensayos. Hubo foto, brindis y música.

abril 27, 2008 at 11:27 pm Deja un comentario





 





 


 






















abril 27, 2008 at 11:06 pm Deja un comentario

Video: Vivi Kreutzberger confesó a Benjamín Vicuña

Canal 13.cl
Domingo 27 de abril 2008

Vivi Kreutzberger confesó a Benjamín Vicuña en noche llena de magia

 

VER VIDEO:
http://enescena.canal13.cl/espectaculos/enescena/html/Television/339915Itplqvideo_izq_tplAidqhttpiSScallisto_unete_cli8080SramgenScanal13Sdisco14SentretencionSenescenaS0427_vivi_vicuna_rm%20.html

abril 27, 2008 at 11:04 pm Deja un comentario

Entradas antiguas


Entradas recientes