EStoy embarazada, y ya sueño con una familia numerosa

agosto 26, 2008 at 11:37 pm Deja un comentario

Sigo posteando algunos archivos antiguos que encontré por ahí… Razz

Pampita
 

“Estoy embarazada, y ya sueño con una familia numerosa”

 
 
A 15 meses de ser madre, la diosa de Dotto Models está esperando otro bebé de su pareja, el actor chileno Benjamín Vicuña. Mientras, se prepara para comenzar su trabajo en la tevé chilena como participante del reality El baile, y analiza propuestas para radicarse en México. 
 
 
Culto a la belleza
Sorprendió a todos posando en las playas de Tulum para la campaña de Getien. La modelo grabó, para FTV, Un día en la vida de Pampita, mientras su hija Blanca jugaba en la arena.

 
   
Te juro que todavía no sé de cuántas semanas estoy. Creéme que ni siquiera tuve tiempo de ir al médico. No te das una idea de lo contentos que nos pusimos con Benjamín por el embarazo, y porque le vamos a dar un hermanito a Blanca”, dice Carolina Pampita Ardohain desde su casa en Santiago de Chile. La diosa de Dotto Models habla con GENTE mientras intenta dormir a su pequeña, mamadera mediante. Y confiesa que le encanta sacarse el traje de modelo cuando ingresa a su hogar: “Me gusta el rol de madraza”, admite.

–¿Cómo se enteraron de la novedad?

–Fue hace unos días, cuando tuve un atraso: me hice un Evatest, y enseguida todo se confirmó. En ese momento saltamos de felicidad. La noticia se la contamos sólo a algunos amigos. No tuvimos tiempo de comunicárselo a la familia, ni siquiera a Blanquita. Pero a los pocos días los periodistas ya nos estaban preguntando por la novedad. ¡No lo podiamos creer! La verdad es que no queríamos decir nada. Preferíamos ser prudentes y esperar hasta el tercer mes. Pero…

–Decidieron confesarlo, digamos…

–No, pero los rumores comenzaron a circular y no queríamos que dijeran cualquier cosa. Por eso con Benjamín decidimos contarlo. Lo cierto es que desde que tuvimos a Blanca, siempre soñamos con darle un hermanito, y que no haya tanta diferencia entre uno y otro.

–¿Cuándo empezaron a conversar el tema?
 
–Enseguida. Cuando vivimos el embarazo y parto de Blanquita nos dimos cuenta de que queríamos tener muchos hijos. Yo necesitaba esperar un tiempo más, pero Benjamín me venía insistiendo desde el verano con que quería agrandar la familia.

–¿Sueña con una familia numerosa, como la que formó Valeria Mazza?

–Sí, queremos tener tres o cuatro hijos, y que sean todos bien seguidos, así pueden ser amigos y compartir momentos lindos. Creo que este bebé llegará en un buen momento, porque Blanca recién tiene un año y tres meses.


“No sé en qué lugar vamos a estar con Benjamín cuando nazca nuestro próximo hijo: seguramente, donde el amor y el trabajo nos lleven”.

–Cuando nació Blanca, ustedes comentaron que su siguiente hijo iba a nacer en la Argentina. ¿Va a ser así?

–La verdad, no sé en qué lugar vamos a estar cuando nazca: será donde el amor y el trabajo nos lleven.

–¿Varón o nena?

–No quiero saber el sexo del bebé hasta el día que nazca, ni tampoco voy a pensar en su nombre. Quiero ver qué me inspira su carita, como hice con Blanca.

–¿Este embarazo encuentra a la pareja en su mejor momento?
 
–Sí, con Benjamín estamos más fortalecidos que nunca. Probamos que podemos ser una familia. El es un excelente padre, muy dedicado y compinche. Y aunque hace poco que empezamos a buscar este hijo, nunca pensamos que iba a llegar tan rápido.

–¿Y no tiene miedo de no poder recuperar la figura después de dos embarazos seguidos?
 
–La verdad es que no. El cuerpo tiene memoria genética: es sabio. Cuando tuve a mi hija, a los dos meses de nacer ya estaba trabajando otra vez. Calculo que ahora va a pasar lo mismo. Igual, de aquí en más tengo un montón de compromisos: el 22 de agosto debuto en la Televisión Nacional de Chile, donde voy a ser una de las participantes de la tercera versión de El baile.

–Ahora que va a trabajar en Chile y se va a convertir en una figura popular, ¿no siente temor de que comiencen los celos profesionales en la pareja?

–No. Yo ya estoy haciendo cosas en Santiago: soy la imagen de las tiendas París. Además, nosotros no somos egoístas y pensamos en el bien de los dos. Digamos que intentamos superarnos todos los días. No te dije que bailar es algo que a mí me encanta desde chiquita. Siento que ahora es mi oportunidad de conquistar al público chileno: así puedo seguir en el concurso.

–¿Y Benjamín se quedará cuidando a Blanca mientras usted se va a trabajar?

–No, él está con mucho trabajo en Santiago, porque graba la segunda temporada de la serie Huaiquimán y Tolosa –un Mosca y Smith a la chilena–. También ensaya la obra El amante de Harold Pinter, que va a personificar en Parque Arauco, una nueva sede del Centro Cultural Mori.


“Con Benjamín probamos que podemos formar una linda familia: él es un excelente padre, muy dedicado y compinche”.

–¿Siente que su vida cambió desde que fue madre?

–Sí, cambian las prioridades, los objetivos. Me siento más mujer desde que soy mamá. Antes priorizaba mi trabajo; ahora, desde hace 15 meses, me complacen otras cosas. Había deseado mucho ser madre y ahora disfruto de mi hija. Me emocionó cuando la veo caminar. Todos me decían que ser mamá era un gran trabajo, pero yo lo tomo con mucha naturalidad y placer. Por suerte Blanca se porta bárbaro, es una santa. Todo al lado de ella es mágico, único.

–¿Ahora tiene las mismas sensaciones que cuando quedó embarazada de Blanca?

–Todavía ni tuve tiempo de asimilar la noticia, pero siento que estoy más sensible, más fuerte…

–¿Le agrada trabajar en el extranjero?

–Sí, nosotros ahora nos movilizamos en familia, porque nos hace bien estar juntos. Por eso, cuando Benja se tuvo que ir a filmar a España, yo me instalé tres meses en Madrid. Ahora los dos tenemos proyectos en Santiago. Y nos ofrecieron trabajo en México para 2008.

–Entonces su hijo puede nacer en tierra azteca…

–No sé, no quiero hablar y quemar etapas: estaremos donde el amor nos lleve. México es un país muy lindo. Estuve en Tulum haciendo la campaña para Getien, y unos días antes en Playa del Carmen, invitada por Fashion TV. Me trataron muy bien.

–¿No tiene miedo de hacer un esfuerzo desmedido ensayando y bailando en el programa en el que va a participar en Chile?

–No, porque es baile de salón. No hubiese aceptado si tenía que hacer piruetas. Además, en el último tiempo me acostumbré a realizar ejercicios. Ahora voy al gimnasio todos los días, algo que jamás había hecho antes. Hoy tengo las mismas curvas que las que me hicieron famosa: 92-59-90. Me siento cómoda y segura con mi cuerpo. No me asusta estar esperando un hijo.

–Después de la novedad del embarazo, ¿Benjamín le pidió casamiento?

–Lo único que te puedo decir ahora es que Benja y yo queremos darle muchos hermanitos a nuestra hija Blanca. Y al mismo tiempo pretendemos que cuando llegue la boda, forme parte de nuestra intimidad. Aunque seguro que ustedes se van a enterar…
 
por Pablo Procopio. fotos: Marcelo Molinari agradecemos a Getien.

Entry filed under: Años anteriores. Tags: .

BENJAMÍN VICUÑA, en Revista Hombre “Quieren hacerle daño a mi familia”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Entradas recientes


A %d blogueros les gusta esto: