Benjamín Vicuña: “Ser padre no es sólo el domingo en la plaza”

junio 8, 2008 at 10:35 pm Deja un comentario

Razz Razz… UNA LINDA ENTREVISTA…!!!!  Razz

REVISTA MUJER
LA TERCERA
08 JUNIO 2008

Especial: Celebremos a los papás

Los padres siempre dicen que se suben al carro atrasados. Que las mujeres se sienten madres antes que ellos, con nueve meses de ventaja. Pero la mayoría se pone al día, con ganas, apenas tienen un hijo en brazos. Y es mentira que ese nuevo papá no espera nada: lo único que quiere es que la guagua lo reconozca, le sonría, se calme cuando la toma en brazos y, más que nada, que aprenda muy pronto a hablar y le diga “papá”. Esa es la alegría que estamos celebrando, la de los padres que se gradúan con honores y descubren muy pronto que el lazo con los hijos es para siempre. Entrevistamos al actor Benjamín Vicuña, quien se declara completamente enamorado de Blanca y Bautista, sus hijos.

Benjamín Vicuña: “Ser padre no es sólo el domingo en la plaza”

En una pausa de su intenso trabajo como actor y embajador de Unicef, Benjamín Vicuña recibió a revista Mujer para reflexionar sobre uno de sus roles más nuevos: la paternidad. En esta entrevista habla de su relación con los hijos, con su padre y del equilibrio que logró gracias a su propia familia.

\ Por: Carolina Reymúndez desde Buenos Aires \ Foto: Juan Pablo Sierra \ Post producción digital: Frank Göldener 

 
Aparece en escena con Bautista en brazos. Sólo tiene tres meses y el actor no para de darle besos en su cabecita rubia. “Este es mi hijo”, lo presenta con una sonrisa. Son sus primeras palabras durante la húmeda tarde de Buenos Aires.

Por ningún motivo habría dejado a los suyos en Santiago: Benjamín Vicuña es un padre de familia que necesita estar cerca de ella para sentirse pleno.

El día de la entrevista, el actor viste unos jeans claros y una polera liviana con la estampa de un dios hindú. Tiene el pelo revuelto y la mirada relajada a pesar de tanto trabajo. Está claro que Vicuña atraviesa un momento de intensidad laboral. Va y viene porque está trabajando en otros filmes y también para estar atento a lo que pasa en su Centro Cultural Mori y lo que sucede con las campañas de Unicef en nuestro país, dado su rol de embajador de esa ONG.

Hace poco viajó al Festival de Cine de Málaga, para la presentación de Fuera de Carta, una película que filmó en España junto a Javier Cámara y Lola Dueñas, largometraje que en poco más de un mes de exhibición en ese país ya llega a 800 mil espectadores y que durante el Festival de Cannes se vendió a 20 países, entre los cuales está Estados Unidos, Taiwán, Francia, Inglaterra y Chile. En Argentina está grabando la telenovela Don Juan y su Bella Dama, que se ve por Telefé, y también fue invitado especial de La Liga, donde presentó el reportaje sobre la protección y difusión de los derechos del niño; este programa periodístico fue transmitido en nuestro país el año pasado y está pronto a salir al aire. En octubre se estrena en Chile la película Muñeca, dirigida por Sebastián Arrau, y la semana pasada terminó de filmar Súper, filme nacional de Pablo Díaz, donde todo sucede dentro de un supermercado. En el futuro cercano planea actuar en Argentina, en Isla 10 o Isla Dawson, una película que dirige Miguel Littin inspirada en el libro de Sergio Bitar, donde cuenta su experiencia de reclusión en la isla durante el régimen militar. También tiene en proyecto hacer una película con la argentina Teresa Constantini y estrenar en teatro Festen (La Celebración), con actores trasandinos y chilenos. “Me gustaría poder armar un mercado regional. Hacer una obra de teatro que pueda ser vista en varios países con distintos actores, un poco como el sueño bolivariano a nivel cultural”, dice.

Aun con la agenda copada, se lo ve tranquilo con su niño en brazos, caminando lento por el living lleno de luz, mientras su hijo observa el entorno después de una siesta.

“Valoro mucho el concepto de habitar la ciudad. En Santiago, no sé si es porque tenemos el modelo americano de los barrios alejados, pero prácticamente necesitas un auto para vivir. Buenos Aires, si bien está de espaldas al río -un gran error, según él-, es una ciudad tranquila y con muchos parques”, dice mientras mira un paisaje de árboles por la ventana. El barrio donde vive la familia Vicuña Ardohain es uno de los más exclusivos de la ciudad, se llama Palermo Chico. Es una zona tranquila, verde y a mano. Hay embajadas, edificios y vecinos famosos, como Mirtha Legrand, Susana Giménez, el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, y Eduardo Costantini, el dueño del Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (Malba), entre otros.

Su señora se pasea cerca, está a punto de irse a los ensayos de Bailando por un Sueño, el programa de mayor sintonía en la noche argentina, y sólo alcanza a comentar que las rosas que están sobre una de las mesas se las regaló él.

La confesión genera una mirada cómplice entre ellos. Y entonces la modelo sonríe, pone a Bautista en el cochecito y se va con él a su ensayo.

“Los hijos te dan una integridad y un equilibrio a la hora del trabajo que es buenísimo. Les encuentras sentido a las cosas, entiendes por qué te rompes el lomo trabajando 12 horas”, afirma el actor

El cambio de rol…

 

-¿Cómo viviste a nivel laboral en Argentina la herencia de ser el marido de Pampita?

-Lo viví sin querer demostrarle nada a nadie. Simplemente con confianza en mi trabajo, en lo que yo soy; tampoco sin ningún complejo, porque lo de “pareja de” es algo con lo que voy a tener que convivir, porque de hecho soy la “pareja de”. A Carolina le tienen mucho cariño acá en Argentina, el pueblo sobre todo. Así es que he heredado buena onda y puras cosas lindas de ser la pareja de ella.

-¿Y cómo ha sido ser padre?

-Los hombres asumimos más lento el rol de padre. A diferencia de la mujer, que empieza a sentir desde el primer mes de embarazo que tiene algo adentro, que tiene la vida y da la vida, a nosotros nos cuesta un poco más. Desde ese punto de vista, he ido desarrollando el padre que tengo sin ansiedad, sin exigirme mucho ni buscando ser el perfecto, sino tratando de encontrar mi propio referente. Que sea mi forma la de estar con ellos.

-¿Qué características te parecen importantes en un padre?

-El cariño físico es fundamental. El contacto, el abrigo, la contención. Creo que eso refuerza desde la autoestima de los niños hasta la seguridad y la forma de enfrentar al mundo. Así es que en esta primera etapa busco reforzar eso. También la alegría y el juego.

-¿A qué juegas con Blanca, tu hija mayor?

-Me gusta cantar o bailar con ella. También me gusta mucho salir a andar en bicicleta. Andamos por las ciclovías de Palermo y ella va atrás como un perrito, con las orejas colgando. Trato de encontrar actividades que a los dos nos gusten. Porque jugar a las tacitas a mí como que me aburre.

-¿Le afectó la llegada del hermano? ¿Tuvo celos?

-Sí. En general explotan por otros lados. No van por ir a pegarle un combo, van por somatizar: empiezan con un resfrío, tratan de llamar mucho la atención. O de exigir atención. Pero… Ella es mi regalona, mis ojos, mi vida. Estoy completamente enamoradísimo de ella.

Por ahí anda Blanca. Mientras a su papá le hacen las fotos, pulula por ahí. A los pocos minutos de comenzada la sesión, el actor se levanta a buscarla y aparece con ella. “Esta es mi hija”, dice orgulloso, mientras ella permanece acurrucada en sus brazos. Es muy parecida a Benjamín. Después de unos cariños, la niña se va a la plaza con una nana.

-¿Ya va al jardín?

-Sí, claro y estoy muy contento. Al estar en un jardín, empiezas a detectar cuál es la personalidad de tu hijo, porque lo ves en un entorno con otros niños de su misma edad. Ese descubrimiento ha sido maravilloso, porque me he encontrado con una hija que es como yo cuando chico: es más bien tímida y observadora.

-¿Hiciste el rol de padre antes de ser padre?

-No. Si lo hubiese hecho, me habría resultado mal, porque hay que vivirlo para saberlo. Porque es algo muy profundo, te cambia la forma de ver el mundo. Hasta los principios.

 

-¿Cómo te cambió a ti?

-Fue hermoso, porque empecé a ser más desprendido con las cosas, con lo laboral. Porque ahora ya no depende sólo de uno. La paternidad, desde donde se mire, es un gesto de generosidad y de postergación enorme. También de valorar profundamente y agradecer lo que hicieron por uno, que uno lo daba por sentado. Al ser padre te das cuenta de que es un tremendo trabajo, un tremendo esfuerzo y tiempo, tiempo, tiempo. La paternidad te ayuda a valorar el rol de tu propio padre.

-¿Te vienen recuerdos de la relación con tu padre?

-Mi padre era una figura muy protectora, que me daba una seguridad inmensa, una figura de una generosidad desde todo punto de vista. Y un superhéroe también. He vivido distintas etapas con mi papá.

-¿Se reconciliaron con tu padre?

-Sí, claro. Ahora tenemos una relación profunda, que va mutando. Obviamente, cuando uno es padre, el tuyo te mira de otra manera. Como que ya estamos en la misma.

-Como una relación más de iguales en un punto.

-Claro, hay como una especie de igualdad. Y de agradecimiento, insisto. Porque hasta antes de eso, uno creía que era obvio que te dieran vida, que te criaran, pero ahora uno entiende que… que ¡gracias!

-¿Es diferente la manera en que tú estás criando?

-Tengo muchos amigos padres y generacionalmente somos súper críticos y hasta reaccionarios con nuestra crianza. Muchas veces aprendemos de la ignorancia o simplemente de los errores de nuestros padres. En los ‘80, un papá podía fumar dentro del auto con las ventanas cerradas en invierno y, por ejemplo, si lo acompañaban sus ya sea cinco hijos, éstos tenían que soportar el humo. En cambio hoy, un cabro a los 4 años te dice: “Apaga el cigarrillo, viejo loco”. Nos marcó una educación más estricta, más dura y lo hablo por mí y por mis amigos, que priorizan la libertad de los niños para poder elegir, para poder ser. Quizás un par de generaciones atrás, los hijos venían al mundo y los padres ni se lo planteaban. En cambio ahora, tener un hijo es una elección, una opción, una jugada y un cambio radical.

-¿Cómo te preparas para este Día del Padre?

-Es una mezcla extraña porque, por un lado, creo que es un día inventado desde el comercio, para vender. Pero por otro lado, está bueno también celebrar y hacerse cariño y honrar el Día del Padre, está bueno que te regaloneen.

“Papá, te amo”…

 

 

“En los ’80, un papá podía fumar dentro del auto con las ventanas cerradas en invierno y, por ejemplo, si lo acompañaban sus ya sea cinco hijos, éstos tenían que soportar el humo. En cambio hoy, un cabro a los 4 años te dice: ´apaga el cigarrillo, viejo loco´.

 
Vicuña vuelve al living después de la sesión fotográfica. Ahora lleva una musculosa como las que usa Franco, su personaje en la telenovela trasandina. Franco es un mecánico chileno que vive hace unos diez años en Argentina. Es un villano, un personaje malo, un sicópata, celoso, enfermizo, violento, pero tiene una parte de su personalidad que lo hace querible: es un padre amoroso.

-¿Cansa ser padre?

-Sí, claro. Una semana atrás estaban los dos enfermos, porque se contagian el uno con el otro y esto era como Kosovo. Era una guerra, dormía tres horas diarias, estaba mal genio, preocupadísimo. Ese es el lado más duro. Ser padre no es sólo el domingo en la plaza: hay que invertir tiempo, esfuerzo, sufrir tensiones, tener dedicación. Pero eso fortalece el vínculo. Cuando fui padre, por primera vez me sentí necesario para alguien. Nunca en mi vida pensé que era imprescindible para alguien. Y ahora sí. Nunca me había sentido tan querido. “Papá te amo”, me dice Blanca.

-¿Pones límites?

-Como soy actor, puedo ocupar personajes. Igual no me gusta que por ser el hombre me asignen el personaje de malo o el duro, no me interesa. No soy así. Prefiero conversarles a gritarles, obvio. Pero a veces es natural y si no, hazte ver.  Creo que el sacrificio en la paternidad es clave. Pero no el sacrificio con la connotación de sufrimiento, sino desde el punto de vista de la entrega.

-¿Planificaron la llegada de los hijos?

-Sí. La primera fue algo demasiado rápido, pero yo no creo en las casualidades ni en las causalidades. Nosotros la quisimos traer al mundo, la deseamos. Para mí es una niña muy especial, que cambió mi vida. Así es que voy a estar agradecido con ella para siempre. Ya los otros tendrán otras gracias. El segundo fue más planificado en el tiempo.

-¿Piensan tener más?

-Sí. Somos jóvenes los dos. Nos gusta mucho el concepto de familia, los niños nos fascinan. Si Dios quiere y se puede, sí, claro.

-¿Se dividen las tareas?

-De día estoy encargado de cultura, entretención y deporte (risas). Pero lo mío es la actividad nocturna. Cambiar pañales, dormirlos, todo el tema. Igual nos turnamos de acuerdo a cómo nos vamos sintiendo y qué tan agotados estamos. Hay días en que uno dice: “trabajé todo el día, estoy destruido”, y quizás el otro tiene más tiempo y se ocupa más. En todo caso, es una responsabilidad bastante compartida.

-¿Cómo ves para tus hijos el tema de viajar tan seguido?

-Claramente no es el ideal, pero estoy en una etapa de mi vida que me exige hoy por hoy viajar mucho. Por eso trato de valorar mucho el tiempo. Cuando tengo tiempo se los regalo por completo.

-¿Cómo piensas que van a hablar tus niños, en chileno o en argentino?

-Que hablen como quieran, pero ¡que hablen luego! (risas) ¡Estoy desesperado!

-¿Crees que podría afectarles la fama de ustedes?

-Son muy chicos, pero espero que sean inteligentes y que sepan aprovechar y entender. Y si lo entienden, van a ser felices.

-¿Cómo le caen los hijos a un actor que normalmente hace de galán?

-No sé lo que provoca en los demás, lo que sí sé es que la familia y los hijos te dan una integridad y un equilibrio a la hora del trabajo que es buenísimo. Les encuentras sentido a las cosas, entiendes por qué te rompes el lomo trabajando 12 horas. Cada persona es libre de encontrarle a su vida el sentido que quiera. Los hijos, naturalmente, te invitan a aterrizar, a ver la vida de otra manera, a conectarte contigo, con tu pasado, con tus padres, como una especie de regreso. Vuelves, pero a la vez te dan independencia.
 

Entry filed under: Años anteriores. Tags: .

Pampita llevó a Blanca al teatro Videos: La Liga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Entradas recientes


A %d blogueros les gusta esto: