Pampita: “Hasta el fin del mundo con Benjamín”

enero 25, 2008 at 7:53 pm Deja un comentario

AHORA SÍ!!!!!!!!!!!!  …PUEDO POSTEAR LA ENTREVISTA…. Razz

El año de Pampita

‘ESTOY DISPUESTA A TODO EN LA TV’

 
Por: SILVIA PEÑA
Fotos: Renato Del Valle 
 
La balanza 2007 se inclinó a su favor: consolidó la familia, reposicionó su carrera internacional, fue elegida la más influyente del espectáculo argentino y le bastaron unas semanas para demostrar que puede convertirse en ‘la diva’ de la TV chilena. Incluso los malos ratos del divorcio quedan atrás porque si las cosas resultan bien, se casará con Benjamín Vicuña. Todo a su tiempo. 
 
 
Carolina Ardohaín no deja de sonreír, tampoco de hablar. Mientras la maquillan, peinan, visten, sus temas pasan del embarazo a la ropa, de los niños a cualquier cosa. Le encanta conversar, curiosear en la vida de los demás. Pero cuando se encienden las luces, se calla y aparece la modelo sensual, rigurosa, pendiente hasta de la luz que cae sobre su piel.
Por estos días está desenchufada. Pasa sus va-caciones junto a Benjamín y a su hija Blanca en José Ignacio, cerca de Punta del Este. Allí —completamente vestida de blanco— esperó el Año Nuevo en familia y celebró con sus amigos argentinos de siempre, encabezados por Pancho Dotto, dueño de la agencia que la representa. La fiesta fue en casa de éste, hasta donde llegó en masa la farándula trasandina.
Originalmente Pampita y Benjamín tenían pensado pasar el fin de año en Santiago, algo muy tranquilo, pero los planes cambiaron cuando le ofrecieron participar en Viaje de locos, el programa de Telefé que lleva a famosos a distintos lugares del planeta. Carolina aceptó grabar en Tahiti y recorrió la Polinesia francesa durante once días con su hija y Benjamín, antes de Navidad. Vicuña participará en el mismo espacio durante el 2008. Como se quedaron en Argentina más tiempo del programado, surgió la idea de ir a Uruguay. “Festejamos con los más cercanos. Me gustan estas fiestas, pero tampoco me transforman, no me pongo eufórica ni melancólica”.

—¿Algún rito para la suerte?

—Ni uvas, ni lentejas, ni maleta. Pero cuando estoy en Punta, me visto de blanco. Es la tradición.

Planea quedarse en Uruguay hasta mediados de enero, cuando Benjamín tenga que partir a Tailandia para grabar su parte en Viaje de locos. Ella está siempre dispuesta a partir hacia cualquier lugar del mundo con su familia. Sus planes pueden cambiar de una semana a otra, todo depende de los proyectos de Vicuña. De hecho, tiene ocho meses de embarazo y al cierre de esta entrevista no estaba decidido si la guagua nacerá en Buenos Aires o Santiago. Esto, porque Benjamín se reúne por estos días con los ejecutivos de Telefé para definir su participación en una teleserie donde interpretaría al antagonista. Todo parece ideal, pero Vicuña duda quedarse cinco meses radicado en Argentina. Si firma, la familia partirá a la capital trasandina a fines de enero y el segundo hijo nacerá allá. El plan B es partir por algunos meses a Madrid. Allí el actor tiene la oferta concreta de hacer una serie y participar en un par de películas. En este caso Pampita tendría a su hijo en Santiago, para volar a España en marzo o abril.

Tiene fecha para mediados de febrero y no sabe si es niña o niño. “No hemos querido saber el sexo. Tampoco tenemos un nombre definido, esperaremos ver su carita. Ese día decidiremos según lo que sintamos… Hace unos días pensaba en las diferencias entre un embarazo y otro. El primero tenía una carga fuerte, desconocida, muy íntima. Ahora perdí la intriga y me permití hacer otras cosas a la vez, como televisión, viajar, moverme como loca”.

Terminó uno de los mejores años de su vida: consolidó la familia, su prioridad absoluta; y dio el primer paso en la televisión chilena. Ni siquiera el divorcio de su ex marido Martín Barrantes, que ventiló episodios escabrosos de la relación, lograron borrarle la sonrisa. “Siento que puse una semilla. Fue un breve paso, sólo unos meses en pantalla, pero para mí muy significativos”. Así, familia y trabajo se combinaron al ser elegida con Vicuña, por revista Gente, como una de las parejas más influyentes del espectáculo en Argentina.

“Fue un año mágico, redondo. Viajé un montón y volví a instalarme firme en México con distintas campañas. Para el 2008 tengo grandes expectativas. Esto, aunque no me gusta hacer balances ni me arrepiento de lo vivido, porque siempre tenés el día siguiente para empezar de nuevo”.

—¿Vive al día como Scarlett O’Hara?

—Soy positiva. Este fue un año lleno de emociones, intenso, para la familia y la carrera.

—¿Con ese mismo optimismo enfrenta el divorcio de Martín Barrantes?

—Desde que esto empezó no hablo del tema.

—Se filtraron detalles del juicio que aseguraron violencia sicológica por parte de su ex marido.

—Han intentado de todas las maneras posibles que enganche. Pero es un tema privado. Voy a defender esa posición hasta el final.

—¿Cuánto tiempo queda de juicio?

—No sé, eso depende de los tribunales.

—Una vez divorciada, ¿tiene planeado casarse?

—Claro. Ya con dos hijos es importante para la familia. Pero no pensaré en eso hasta que llegue el momento, no quiero quitarle la magia, la fantasía y todo lo bonito que tiene.

—Su actuación en El Baile de TVN dio mucho que hablar, por su embarazo y porque llegó a la final.

—Firmé antes de saber que estaba embarazada. Cuando me enteré, hablé con mi doctor. Dijo que podía mientras me sintiera bien. Le pregunté al canal si todavía querían que participara, porque de buena fe podíamos anular todo. Pero ellos me aceptaron. Debo confesar que nunca pensé durar tanto. Cuatro capítulos era digno, ¡pero llegamos hasta el doce…!

—¿Benjamín siempre estuvo de acuerdo?

—Dejó que yo decidiera.

—Pero de repente la lanzaban por el aire.

—Se ve más complicado de lo que es. Si lo hice fue porque se podía.

“BAILAR FUE UNA OPORTUNIDAD PARA QUE ME VIERAN MÁS ALLÁ DE LA MODELO. He hecho muchas cosas en TV, pero acá estoy partiendo de cero. Esta fue una presentación más que nada, porque no habían visto ningún trabajo mío. Hubo un feeling fabuloso con la gente”.

—También le sirvió ser la mujer de Benjamín.

Bueno, eso desde que llegué. Pero esta es la primera vez que hago algo propio acá.
 
—¿De qué depende aceptar un proyecto televisivo?

—Tendría que ser por un tiempo determinado porque estoy viajando siempre. No puedo abandonar mis cosas en el extranjero, tampoco a los míos. Y depende de las actividades de Benjamín…

—Lo de él es prioridad…

—Se ha dado que sus proyectos han sido muy interesantes.

—¿Y qué pasa con sus ambiciones, las reprime?

—No tengo deseos fantasiosos. Sólo quiero trabajar porque me hace bien y seguir feliz con mi familia.

—¿Pero sus deseos de entrar en la televisión, de ser la diva que viene?

—Eso llegará a su tiempo.

—¿Qué tipo de programas privilegiará?

—Me gusta estar donde exista calidad y un equipo fuerte. Ya hice de todo: actuación, entrevistas, animación, compañera de otros conductores, viajes para Entertainment, miles de cosas. Estoy dispuesta y preparada para todo en la TV. Deseo ser multifacética.

—¿Incluida la farándula?

—No soy prejuiciosa, pero creo que no les serviría.

“No tomaré nada hasta seis meses más. Treinta días después de tener a mi hijo retomaré mi trabajo como modelo. Es el tiempo que necesito para recuperar la figura. Un régimen estricto y cinco días de gimnasio. Hago una hora de aeróbica para bajar de peso y luego tonifico. Recién en mayo tendré otro tipo de novedades laborales, en esa fecha hasta puedo estar viviendo en otro lado…”.

—¿Es todo tan variable en su vida?

—No todo, pero me muevo harto y cambia mi destino de un momento a otro.

—Usted es muy mediática.

—Lo sé…
—Ha contemplado la actuación.

—Todo está contemplado…

—¿También actuar con Benjamín?

—Si se da, ¿por qué no?

“¡ESPAÑA FUE RELINDO!”, dice lanzando un gritito agudo, ultraargentino. Se refiere a su estada en Madrid acompañando a Benjamín mientras filmaba Fuera de carta, de Nacho García, y que se estrenará el 19 de marzo próximo. “Allá estábamos los tres solos, nos unió mucho como familia, nos conocimos más. Fue mágico estar en un lugar nuevo, sin más apoyo que nosotros mismos. Para su carrera fue increíble y para mí sentir que estaba apoyándolo me llenaba de orgullo”.

Si bien Benjamín tiene varias ofertas para seguir su carrera en España, dependerá de lo que pase con su posible trabajo en Argentina. En todo caso, en marzo irá al estreno de Fuera de carta y al Festival de Málaga, donde el 2007 fue elegido mejor actor. “Ahora no hay nada resuelto. En todo caso, siempre puede surgir algo y partiremos”, confiesa Carolina.

—Dispuesta a seguirlo al fin del mundo…

—Sí, hasta el fin del mundo. Somos una familia y voy a apoyarlo en todo.

—¿El es así de simple o tiene su lado oscuro?

—Es muy fácil para vivir. Bondadoso, alegre. Está muy feliz con su trabajo y eso lo refleja. Es generoso con la familia, un padre presente, detallista. Se preocupa de hacer panoramas para los tres.

—Usted es muy decidida. ¿Impone sus ideas?

—Soy fuerte, pero él también sabe lo que quiere. Somos muy parecidos. Hasta ahora nos hemos puesto de acuerdo. Ha pasado que hemos querido ir y llevar la vida juntos para el mismo lado, por lo menos en lo que respecta a la familia.

—¿En los negocios, discuten las ofertas?

—Más que evaluar, tenemos en cuenta la opinión del otro. Yo le comento mis cosas y él las suyas. Es muy válido porque es la persona que más te conoce, que da consejos desde la intimidad. En general, opinamos muy parecido, no nos ha tocado una discusión grande o tener que cambiar una cosa por otra.

—Hasta ahora ha sido usted la que se ha adaptado.

—Sí, porque le han resultado proyectos muy importantes y me encanta apoyarlo. Cuando sea mi tiempo le tocará estar a mi lado.

—¿Conservadores o liberales como padres?

—Equilibro. La idea es ser lo más natural posible, pero también tener metas claras, a los niños les hace bien estar organizados.

—¿Como madre, qué opina por ejemplo del video de esa adolescente practicando sexo oral?

—Los niños y adolescentes vienen más rápidos y hay que asumirlo. No soy prejuiciosa, pero hay que inculcar los valores en la familia.

—¿Benjamín, sigue siendo el mismo hombre del que se enamoró?

—Sí, pero ha crecido un montón. Tiene ese lado que me fascina de niño juguetón, alegre. Llena de alegría la casa. Aunque ha madurado, es mi compañero, un hombre con el que cuento para todo. En las buenas y las malas está a mi lado y eso me tranquiliza.

Producción: Jessica Bawlitza y Anahí Miralles
Fotos: Renato Del Valle
Asistente de fotos: Alejandro Puig
Maquillaje: Margarita Nilo Pelo: Patricio Araya

Entry filed under: Años anteriores. Tags: .

BENJAMÍN VICUÑA ENTREGA CAMAS A VECINOS DE PEÑALOLEN DESFILE DOTTO MODELS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Entradas recientes


A %d blogueros les gusta esto: