Cómo nos está conquistando Pampita

septiembre 1, 2007 at 8:30 pm Deja un comentario

 September 01, 2007, 01:09:30 AM »
 

viernes 31 de agosto de 2007   
 
Sus pasos en chile:  

Cómo nos está conquistando Pampita

 
 
   
 
Apenas comienza y Carolina Ardohain, Pampita, ex reina de Viña, ya arrasa en “El baile” de TVN. Nada nuevo: desde que en Santa Rosa, su ciudad natal, fuera elegida reina de belleza a los 17 años, una potente estrella parece iluminar sus pasos. Fue conductora de TV, portada de revistas, modelo de Victoria Secret. ¿Será la nueva Tonka? ¿La próxima musa del cine chileno? ¿Sí? ¿No? Veamos, leamos, a ver qué dice Pampita.

POR SERGIO PAZ

Sábado. Mediodía. Starbuck’s de Luis Pasteur. Vitacura. Pampita llega a la hora: tranquila, relajada.

“Tú busca una mesa. Yo voy a comprar café”, dice (ordena en verdad), esta sexy capricorniana, una mujer que pese a no ser muy alta – mide 1.69 cm.- , vaya que logra imponerse.

No es normal desayunar con Pampita; la princesa de la no-farándula que, para objeto de esta entrevista, ha bajado de su casa en Lo Curro en el primer auto que tiene en su vida. En la cumbre del cerro, donde a la vuelta de esta entrevista la espera Blanca, su hija, su nana y sus dos perros beagles: León y Leonor. ¿Benja? No, Benja no. Benjamín Vicuña está trabajando. Y no llegará sino hasta la hora de almuerzo. Excelente.

Uf”, dice Pampita, “qué mal suena hablar de los perros que uno tiene. No soporto la cursilería, la siutiquería. Qué lata”, lanza de la nada.

En el Starbucks’s todos fingen estar muy interesados en sus cafés, pero lo cierto es que todos miran de reojo a Pampita; una estrella de la que, en verdad, poco y nada se sabe.

– ¿Qué debemos esperar de Pampita en Chile?

“Por lo pronto”, responde ella, revolviendo una y otra vez su café, “durar lo máximo posible en ‘El baile”‘.

– De niña practicaste ballet. ¿Es una ventaja?

“Al contrario. Es un doble esfuerzo estar más relajado, salir de la estructura. La posición de los brazos, de las caderas, todo es diferente. Presentarse en ‘El baile’ es todo lo contrario a hacer ballet clásico”.

– Creo no equivocarme si digo que la gente quiere saberlo todo de ti porque…

“Porque no saben nada…”.

– Es el misterio Pampita…

“Entonces pregunta no más. No te preocupes. Sólo te pido no ahondar en cosas de la familia. No me gusta. Cuando hablo, hablo de mí más que de los demás”.

De vendedora a figura famosa. Esta joven de 29 años nació y creció en La Pampa trasandina. “Iba a la casa de mis abuelos en Santa Rosa en el campo, campo”, detalla. “Ahora prefiero la vida urbana. De zen no tengo nada eso sí. Pero de ese tiempo me quedé con el nombre: Pampita. Así me decían desde niña”.

Hacia el fin del colegio, tras abandonar sus estudios de ballet, se convierte en la Miss 17 argentina. Pero no fue fácil lograr esa corona: “En una van, junto a mi mamá, fuimos a todo los lugares donde había que ir por el concurso”, dice con tono dulce sobre ese período de su adolescencia, cerca de 1996. “Y así fuimos juntando los votos. Todo el mundo ayudó. Si no tenía un vestido, me lo prestaban”, recuerda.

Poco después parte a Buenos Aires. Trabajó, entre otras cosa, de vendedora en una tienda de ropa infantil. Le va bien, porque los papás mueren por ella y las mamás gastan. “Fui muy buena vendedora. Lo vendía todo”, dice. A esas alturas Pampita quiere ser modelo. Estamos en 2000. Ya es conductora de “El rayo”. “Allí me formaron, me enseñaron a trabajar. Fue en la productora Cuatro Cabezas”. ¿Resumen? En pocos meses, la niña que siempre había estado fascinada con Cascanueces (“especialmente con la protagonista, la chica que sólo desea que su muñeco se transforme en humano”) se había convertido en una revelación.

Y eso que las cosas aún estaban por empezar.

“Yo sabía”, dice Pampita, “que para hacer una carrera lo importante era dar un primer paso. Saber elegir”.

Pampita parte entonces a Nueva York. Trabaja como modelo para Victoria’s Secret (¿¡dónde están esas fotos!?) y Vanity Fair. Y llegan los pasajes para España, donde coanima un talk show. Son sus días más duros. Está sola en Madrid y cada domingo se pone a llorar. “Ahora me enorgullece haber sobrevivido a esos seis meses que tuve que resistir en España”, dice. “Fue muy fuerte. Sufría la soledad. Extrañaba no tener a mi gente. Tampoco tenía pololo”.

Se acerca, velozmente, otra valla que superar. La niña formada en la Escuela 1 de la Pampa interior quiere ser actriz. En “Rebelde” (2002) debuta como una profesora de la que se enamora un alumno. Y en “Modelos”, teleserie de TV Azteca, es… bueno… una modelo… papel que le significó que hasta el día de hoy la reconozcan en México. Cierra con “Doble vida”, una teleserie para adultos de 2005, según Pampita, “lo más fuerte que he hecho”.

– ¿Es hora, entonces, de hacer una teleserie en Chile?

“Me encantaría. Aunque a eso hay que dedicarle mucho tiempo. Más encima ahora estoy embarazada. También me han ofrecido películas en cine, pero no se ha concretado nada”.

– ¿Y no te gustaría convertirte en la nueva Tonka?

“No hay que tener referencias. Hay que hacer el propio camino”.

– Entonces ¿Te ves en las ligas mayores de la tele chilena?

“No sé qué va a pasar. Sólo sé que encariñarse con lo que haces es lo mejor. Así vives las cosas desde el disfrute más que desde el sacrificio. Y eso se nota: la gente se da cuenta cuando lo estás pasando muy bien. O muy mal”.

Cómo conquista a los chilenos. Vale la explicación. Desde que llegó a Chile a Pampita le han ofrecido de todo. De partida estar en “El baile”: no una sino tres veces. “Sólo digo sí cuando estoy convencida de que las cosas las voy a hacer bien. No soporto hacer las cosas a medias”, explica la matea Pampita. Bien matea. No fuma ni bebe alcohol. Sólo té helado. No le gusta la vida social. Y si sale, es sólo porque algún amigo tiene un evento. Y le gusta Santiago. Al menos tres cosas.

1) Que de tanto en tanto nieve en la ciudad. “Como ustedes están acostumbrados no saben lo que tienen”.

2) La abundancia de frutas como frutillas y chirimoyas

3) La seguridad. “En Buenos Aires –dice Pampita– hubo un tiempo en que había que entrar corriendo a cualquier lugar. Incluso a varios amigos míos los secuestraron”.

Pero aunque le guste, si se queda aquí o no es algo que ni ella misma sabe con certeza. “Todo depende de cómo ande la carrera de Benjamín”. Su pareja.

– ¿En qué momento aparece Benjamín Vicuña en tu vida?

“Lo entrevisté para ‘Ahora te llamo’, un piloto chileno que nunca salió. Me llamaron y me pidieron que hiciera una nota. Fuimos primero a De La Guarda, ese espectáculo argentino con arneses. Después a una cabalgata a Salta. Y finalmente a Jujuy”.

– ¡Maldito Benjamín Vicuña! ¿Cómo tan suertudo?

“Creo que para él fue agotador”.

– ¿Fue amor a primera vista?

“No fue amor instantáneo. Fue cosa del destino. Yo, de hecho, jamás imaginé que me iba a venir a vivir a Chile ni mucho menos. Tuvo que pasar un tiempo antes de que nos volviéramos a encontrar”.

– A propósito, en aquel tiempo estabas justo en el ojo de un huracán mediático. Te habías separado y tu vida era comidillo de la farándula. ¿Piensas que en Chile será mejor tu relación con los medios?

“La relación con la prensa tiene momentos. A veces les intriga tu vida, pero después, cuando es demasiado normal, ya no. Así es que todo depende de ti”.

– Muy malos esos días en Argentina?

“Al principio claro, porque era algo nuevo. Pero después me acostumbré. Yo no soy antiprensa, pero igual no me gusta estar sobrexpuesta. Ahora me invitan a miles de programas de televisión, pero sólo voy a algunos. ¿Para qué más si no aportan nada?”.

– Se dice de la farándula que si abriste una vez la puerta ya no la puedes cerrar.

“Con eso yo siempre he sido muy reservada. Jamás me sobreexpuse”.

– Has trabajado en varios programas haciendo entrevistas. ¿Qué aprendiste de conversar con los famosos?

“El mito de que los artistas, los cantantes, los famosos son distintos, es eso: un mito. Ellos viven la vida igual que cualquiera. Son normales. Lloran por las mismas cosas. Y son tan inseguros o más porque tienen que estar continuamente reconquistando a su público. En cada proyecto empiezan de cero”.

Se acaba el café. La mañana corre. Y vale el último resumen: A Pampita le encanta la televisión chilena: “Alguien te mira”, “Vértigo extremo”, “CQC”, pero no ve teleseries. Y es amante del cine independiente. “Voy todas las semanas al cine. Todas. Veo cine en La Dehesa, en el Parque Arauco”. Y se atreve a recomendar:

1) “La vie en rosa”. La vida de Edith Piaf.

2) “Después de la boda”, la premiada película danesa.

3) “Cinema Paradiso”: un clásico.

Pampita se declara, además, buena lectora. “Adoro leer teatro”. Sí, teatro, cosa que heredó de su abuela vasco–francesa. “Además leo los guiones de Benjamín antes de que los filmen”. Es, ciertamente, una mujer intelectual–fashion. Y hoy su carrera es administrada por Pancho Dotto y su equipo en Argentina. Y eso no significa otra cosa que al final son ellos los que deciden. Salvo en “El baile”, que lo negoció ella misma. “Todo se trata de tener un trabajo en el lugar donde vives”, dice práctica.

– Vendiendo ropa tienes que haber aprendido bastante. ¿Es buena Pampita para vender? ¿Para venderse?

“Soy buena para dar seguridad a quienes me contratan de que lo que haga lo voy a hacer bien. De corazón. Ahora, claro, también puedo venderme a mí misma. ¿Quieres una prueba?…Vote 7719. ¡VOTE PAMPITA!”.

“Me encantaría hacer una teleserie en Chile, aunque hay que tener tiempo”.
“No soy antiprensa, pero igual no me gusta estar sobreexpuesta. Con la farándula siempre he sido muy reservada”.

 

Sergio Paz.

Entry filed under: Años anteriores. Tags: .

Pampita Bailó y habló con Susana Como nos está conquistando Pampita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Entradas recientes


A %d blogueros les gusta esto: